El mensaje por radio que muestra la tensión entre Alfa y Giovinazzi

En Austin, el equipo de Alfa Romeo le dio a Antonio Giovinazzi una orden de forma perentoria, que sorprendió a muchos en la industria por su tono y formas duras e inusuales. ¿Se reaviva la tensión después de Turquía?

El mensaje por radio que muestra la tensión entre Alfa y Giovinazzi

Cuando dos personas, en este caso un piloto y un equipo, están a punto de romper, la relación entre las partes suele agriarse cada vez más hasta llegar al resultado más evidente, el elegido por una o ambas partes: la separación.

Antonio Giovinazzi vivió otro momento en Austin, la sede del Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1 que se disputó el pasado fin de semana en Texas, que hizo que muchos aficionados, incluidos los conocedores del sector, notaran algo en particular.

En la vuelta 26, el piloto de Alfa Romeo Racing trató de recuperar su posición frente a Fernando Alonso después de haber sido adelantado unos minutos antes por el español. Ambos luchaban por el 11º puesto en ese momento de la competencia.

Giovinazzi realizó la maniobra flanqueando a Alonso en la curva 1. Cuando llegaron a la curva de la izquierda, Fernando se defendió obligando a Antonio a salirse de la pista, pero el italiano no levantó el pie del acelerador y respondió al adelantamiento aunque habiendo excedido los límites de la pista previamente.

Poco después, el director de carrera de la F1, Michael Masi, se puso en contacto con el muro de Alfa Romeo para sugerir a los miembros del equipo suizo que Giovinazzi renunciara a la posición que había ganado. Seamos claros, la sugerencia de Masi no implicaba una obligación: si se ignoraba, Masi señalaría el adelantamiento a los comisarios de carrera y ellos decidirían y juzgarían el movimiento, y en caso de ser detectado culpable sería sancionado.

Una situación similar ya había ocurrido antes, con Raikkonen adelantando a Fernando Alonso en el mismo lugar y de la misma manera. En ese caso, los comisarios clasificaron la acción como un simple incidente de carrera. En su opinión, Kimi no había infringido ningún artículo del Reglamento Deportivo Internacional de la FIA.

Para Giovinazzi, sin embargo, el equipo optó por pedirle que cediera su posición en favor de Alonso con el siguiente mensaje en la radio del equipo: "Antonio, tienes que devolver la posición a Alonso...".

 

En ese momento, Giovinazzi respondió con un hecho. El adelantamiento a Alonso se realizó fuera de la pista porque el asturiano llevó al italiano a esa zona, es decir, a la primera parte de la escapatoria: "¡Pero me empujó!".

Como para interrumpirlo, llegó la segunda y última orden desde el muro de Alfa Romeo y fue el tono y una expresión en particular lo que tocó la fibra sensible en la interacción con Giovinazzi: "Devuélvele el puesto. Ahora. Sin discusión, devuélvele el puesto".

Ese "Sin discusión", pero también "Ahora", esconde algo más que una orden de equipo, sino una orden a un piloto que casi con toda seguridad ya no formará parte del equipo a partir de la próxima temporada.

A menudo, en las radios de los equipos, son los pilotos los que emplean modales fuertes, que rozan la cortesía, pero sucede por los momentos frenéticos de la carrera. En este caso fue el muro de la carrera el que dio una orden categórica a su piloto que, recordemos, luchaba por el primer puesto fuera de los puntos y estaba a pocos segundos de su compañero de equipo Kimi Raikkonen, que en ese momento circulaba en el top 10.

La forma de dar la orden a Giovinazzi se debe probablemente también a la insubordinación del italiano durante la carrera en Turquía donde se negó a ceder su posición a Kimi Raikkonen para intentar recuperar terreno ante un Esteban Ocon en evidentes dificultades con sus neumáticos. Recordemos que el francés sólo pudo acabar en la zona de puntos al ser adelantado unos metros antes de que Bottas cruzara la meta, de lo contrario Giovinazzi habría tenido tiempo de adelantarle y con toda probabilidad lo habría hecho, teniendo en cuenta que ganaba más de tres segundos por vuelta al francés de Alpine.

"En un momento dado, Kimi apretó más y pensamos que era capaz de gestionar los neumáticos, así que le pedimos a Antonio que retrocediera o le dejara pasar. Tal vez fue demasiado conservador, pero no quiero culparle", dijo hace unos días Frédéric Vasseur, director del equipo Alfa Romeo Racing.

"No sabía cuánto atacar, ciertamente podría haber sido más rápido y en cambio fue demasiado conservador. No conseguimos sumar puntos, pero no quiero culpar a Antonio por la discusión que tuvimos. Se ha ceñido al plan y cuando hemos tenido una ventana para empujar más fuerte ha tardado unas cuantas vueltas en darse cuenta de que podía hacerlo".

También lee:

Vasseur despejó entonces el campo de la polémica al afirmar que había aclarado el asunto con Giovinazzi. Pero ahora, los mensajes por la radio en Austin, de tono grosero y, en definitiva, también bastante inútil teniendo en cuenta que el adelantamiento de Raikkonen a Alonso -idéntico al de Giovinazzi al asturiano- había sentado un precedente ya había hecho jurisprudencia.

Se trata de otro caso polémico en la temporada del piloto de Martina Franca, que a menudo, en su aventura con la antigua escudería Sauber, se ha visto frenado por errores de equipo y situaciones difícilmente explicables respecto a las estrategias preparadas para carrera, que luego han resultado ser auténticos fracasos desde el punto de vista deportivo. Lo cierto es que tal radio de equipo, en tal situación, fue uno de los muchos goles en propia puerta de un equipo que desde hace tiempo parece haber perdido el rumbo.

También lee:

compartidos
comentarios
Por qué los drámas de Netflix son un precio a pagar por la F1
Artículo previo

Por qué los drámas de Netflix son un precio a pagar por la F1

Artículo siguiente

Las estadísticas que dejó el GP de Estados Unidos de F1

Las estadísticas que dejó el GP de Estados Unidos de F1
Mostrar comentarios