¿Cuántos problemas tiene realmente McLaren con su F1 de 2023?

Desde que McLaren presentó su nuevo monoplaza de Fórmula 1, el MCL60, a principios de este mes, no era ningún secreto que iba a tener un duro comienzo de temporada.

Oscar Piastri, McLaren MCL60

El director del equipo, Andrea Stella, admitió que la escudería no estaba "del todo feliz" con la versión de lanzamiento de su monoplaza para 2023, lo que supuso una clara reducción de las expectativas.

Normalmente, los lanzamientos son un buen punto de partida para la campaña que se avecina, y es bastante raro que los equipos ofrezcan una evaluación tan pesimista cuando se presenta su nuevo y reluciente modelo.

La conclusión fue que, o bien se trataba de un intento deliberado de hacer que las malas noticias fueran menos impactantes cuando empezara la acción en pista, o bien se trataba simplemente de una respuesta honesta de un antiguo ingeniero a una pregunta perfectamente normal.

Pero desde que empezaron las pruebas de F1 en Bahréin el jueves, ha quedado claro por qué Stella hizo ese comentario, porque el McLaren ha parecido estar fuera de ritmo.

Sus tiempos por vuelta no han sido estelares y, en la pista, el coche se ha mostrado lento, no ha frenado y girado tan bien como otros y ha hecho que Lando Norris y Oscar Piastri tuvieran que esperar mucho más que sus rivales para volver a aplicar potencia a la salida de las curvas.

La confirmación de la situación del equipo llegó el viernes al mediodía, cuando el CEO de McLaren, Zak Brown, ofreció algunos detalles en conferencia de prensa. Explicó que se debía simplemente a que no se habían alcanzado los objetivos clave de desarrollo.

El viernes por la tarde, Stella dio más detalles sobre a qué se refería exactamente Brown con lo de los objetivos incumplidos.

"El año pasado teníamos unos objetivos claros en términos de desarrollo", dijo. "Tenían que ver con la eficiencia aerodinámica; algunos desarrollos relacionados con el aprovechamiento de los neumáticos, y también algunos otros objetivos para mejorar el equilibrio".

"La realidad es que la mayoría de estos objetivos se han cumplido. Pero el objetivo en términos de eficiencia aerodinámica del coche, ese es en el que todavía estamos lejos de lo que era nuestro objetivo."

Oscar Piastri, McLaren MCL60

Oscar Piastri, McLaren MCL60

Foto: Mark Sutton / Motorsport Images

Una mala eficiencia aerodinámica significa esencialmente que un coche de F1 produce demasiada resistencia a un determinado nivel de carga aerodinámica.

Es lo contrario de lo que un equipo quiere, que es la máxima carga aerodinámica para las curvas y la mínima resistencia para una buena velocidad punta.

El mayor problema de los coches con carga aerodinámica no es que sean lentos en línea recta, sino los compromisos que obligan a hacer a los equipos.

En un intento por minimizar el déficit en recta, donde se puede perder mucho tiempo, los equipos tienen que reducir los ángulos de los alerones para compensar.

Esto significa que el coche tiene menos carga aerodinámica en las curvas, lo que dificulta la frenada y ralentiza el paso por curva.

Esta es la espiral de negatividad en la que se encuentra McLaren ahora mismo, con un coche que sabe que teóricamente puede ser mejor en las curvas. Sin embargo, si fuera en esa dirección, en realidad sería más lento en una vuelta debido al tiempo perdido en las rectas.

Más de la Fórmula 1:

Dolor a corto plazo...

Con una parte media de la F1 tan apretada en términos competitivos, la aceptación de McLaren de que está regalando rendimiento significa que no se puede ocultar el hecho de que el inicio de la temporada podría ser sufrido.

Mientras que otros equipos han dado claramente buenos pasos adelante con sus coches de 2023 - especialmente rivales potenciales como Aston Martin y Alfa Romeo - el progreso de McLaren no ha sido tan grande.

"No hemos dado un paso atrás. Simplemente no desarrollamos lo suficientemente rápido", confesó Stella.

Por eso, el italiano sugirió que, si no se hace todo bien en las primeras carreras, se corre el riesgo de quedar fuera en la Q1.

"Creo que volveremos a ver que el mediocampo es muy compacto", dijo. "Y esto significa que si no haces un trabajo lo suficientemente bueno, incluso en la puesta a punto y maximizando lo que tienes, puedes tener dificultades para pasar de la Q1. Al mismo tiempo, puedes ser un aspirante a la Q3".

Andrea Stella, nuevo jefe de McLaren en F1

Andrea Stella, nuevo jefe de McLaren en F1

Photo by: Simon Galloway / Motorsport Images

"Así que creo que la horquilla está relativamente abierta, es relativamente ancha. Creo que cuando hablo de competitividad, diría que nuestro objetivo a lo largo de la temporada es estar entre los cuatro primeros. Por el momento, diría que no estamos necesariamente en este rango".

La posibilidad de quedar eliminado en la Q1 no suena muy bien, pero hay un resquicio de esperanza en la oscura nube bajo la que se encuentra McLaren.

Lo que es especialmente importante entender acerca de la situación de McLaren es que donde está ahora no es donde estará toda la temporada, ya que se encuentra efectivamente en un patrón de espera.

Desde luego, no se enfrenta a la pesadilla por la que han pasado muchos equipos en el pasado, en la que se presentan a la primera prueba confiados en lo que han hecho, para luego darse un golpe contra el suelo.

Las complejidades y los plazos de la F1 hacen que a menudo se necesiten semanas e incluso meses para recuperarse de tales sorpresas, ya que los equipos tienen que dedicar mucho tiempo a averiguar qué es lo que ha fallado.

La situación de McLaren es diferente, ya que sabe desde hace tiempo que ha tomado el camino equivocado.

Ganancias a largo plazo...

En el túnel de viento hace tiempo que se comprendió la necesidad de tomar una dirección de desarrollo diferente para mejorar el rendimiento, y se ha estado trabajando a toda máquina para preparar nuevas piezas.

McLaren está, en términos simples, esperando su momento hasta que la producción pueda recibir luz verde para que el nuevo paquete llegue al coche, potencialmente a tiempo para el Gran Premio de Azerbaiyán.

Como Stella señaló sobre el MCL60: "Yo no lo llamaría un problema. En la F1, el material que tienes ahora mismo en pista es material que tenías hace dos o tres meses en desarrollo".

"Así que la buena noticia es que tenemos buenos flujos de desarrollo en marcha y que aterrizarán en la pista dentro de unas semanas".

"Por eso no soy necesariamente el más optimista ahora, sino el más optimista de cara a lo que viene en la temporada".

Lando Norris, McLaren MCL60

Lando Norris, McLaren MCL60

Foto: Steven Tee / Motorsport Images

La verdadera respuesta entonces al destino de McLaren para la campaña que se avecina no estará, por tanto, en las dificultades que tenga en Bahréin, sino en el paso que dé cuando llegue su primera actualización clave.

Stella no tiene dudas de que se avecina un claro salto de rendimiento, por lo que afirma que no todo está perdido para los de Woking.

"Hay un par de componentes en los que vemos que hay bastante sensibilidad al tiempo por vuelta", dijo.

"No puedo decir cuáles (son), y no necesariamente parecerá un coche completamente diferente, pero algunos de los cambios parecen marcar una diferencia significativa para la eficiencia aerodinámica".

Para un hombre que eligió sus palabras con tanto cuidado en la presentación, su discurso sobre un paso "significativo" no debe subestimarse.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Ferrari F1 tuvo una falla en su nuevo alerón trasero en Bahréin
Artículo siguiente "Checo" Pérez y Red Bull causan una bandera roja en Bahréin

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol