Fórmula 1 GP de Gran Bretaña

McLaren explica la elección de gomas duras para Norris en Silverstone

McLaren ha explicado que la desafortunada sincronización con el coche de seguridad en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 fue la causa de que Lando Norris se quedara con neumáticos duros al final.

Un periodo de precaución provocado por la avería del Haas de Kevin Magnussen sacó inicialmente un coche de seguridad virtual, lo que hizo que los líderes se dirigieran a boxes durante el Gran Premio de la Gran Bretaña

En ese momento, con Norris en segunda posición a unos nueve segundos del líder Max Verstappen, que parecía fuera de contacto, McLaren consideró que la opción más segura era cambiar a Norris a los neumáticos duros en lugar de correr riesgos innecesarios y pasar a los blandos usados.

Cuando el control de carrera cambió el VSC a un periodo de coche de seguridad completo, surgió de repente la posibilidad de que Norris luchara con Verstappen por la victoria, así como el requisito de que protegiera su posición en el reinicio. Estos factores hicieron que tuviera más sentido apostar por los blandos.

Pero el momento de la llamada del coche de seguridad, justo cuando Norris entraba en boxes con los neumáticos duros listos en posición, llegó demasiado tarde para que McLaren sintiera que era lo suficientemente seguro como para cambiar a los blandos.

Andrea Stella, director del equipo McLaren, explicó que la decisión de cambiar a los duros se debió a la sincronización.

"Bajo el coche de seguridad virtual, estábamos contentos de ir con neumáticos duros porque no habría sido un problema en términos de calentamiento", dijo.

"Pero entonces el coche de seguridad virtual se convirtió en un coche de seguridad cuando estábamos en boxes, y todo estaba [listo] en la parada en boxes para poner los neumáticos duros. Un cambio de última hora a blandos habría sido un problema operativo".

Lando Norris, McLaren MCL60, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

Lando Norris, McLaren MCL60, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

Foto: Zak Mauger / Motorsport Images

En última instancia, el mayor riesgo era que Norris llegara al box antes de que los neumáticos blandos estuvieran listos, lo que podría haber abierto la puerta a que otros pilotos le adelantaran.

"Si tienes al equipo de boxes preparado con los neumáticos duros, y pides neumáticos blandos, significa que los chicos que tienen que recoger los neumáticos tendrían que correr hasta el garaje, quitar las mantas y traer los neumáticos de vuelta. Puede crear una situación bastante complicada, y podría haber retrasado la parada en boxes".

Aunque McLaren sabía que el calentamiento con el duro sería más difícil que con el blando, la naturaleza de alta velocidad de Silverstone significaba que la diferencia entre los dos compuestos era mínima comparada con la que puede haber en otros circuitos de baja energía.

Por eso se mantuvieron firmes a la hora de montar los duros, en lugar de intentar ejecutar un cambio de planes en el último segundo.

"Pensamos que esta no es una de esas situaciones en las que los neumáticos duros tienen una gran diferencia desde el punto de vista del calentamiento con los blandos", añadió Stella.

"Si puedes gestionar las cuatro primeras curvas, y luego pasas por la curva nueve, empiezas a generar una cantidad decente de temperatura. Así que tomamos una decisión sencilla.

"No queríamos cambiar la asignación de neumáticos en la parada en boxes porque podría haber supuesto un retraso significativo. Y, aceptando que podría habernos costado en la reanudación quizá una posición, era lo más sensato".

Más de la Fórmula 1:

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo ¿Red Bull puede ser campeón sin Pérez? "Sus puntos también cuentan"
Artículo siguiente Ferrari: fuimos conservadores, temíamos a la degradación

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol