La F1 no permite entrar al paddock de Imola por las inundaciones

Los trabajadores de la Fórmula 1 ha recibido la orden de no acudir al circuito de Imola por el momento, ya que las autoridades locales siguen evaluando el riesgo de inundaciones en la pista.

Paddock de Imola

En lo que debería haber sido un día crítico de preparación para los equipos antes del Gran Premio de Emilia Romagna 2023 de Fórmula 1, los boxes y el paddock se quedarán vacíos, ya que los preparativos han sufrido alteraciones debido a una situación sin precedentes en Italia. Múltiples fuentes de las escuderías han revelado que las autoridades les han pedido que no viajen al circuito de Imola mientras se evalúa la situación.

Los intensos aguaceros han provocado inundaciones en la región, y toda la Emilia Romagna permanece bajo alerta roja por la meteorología, al menos hasta el miércoles por la noche. Aunque el nivel de las aguas del río que bordea el circuito de Imola ha empezado a bajar tras superar el límite que indica riesgo de inundación, sigue habiendo problemas en la pista.

Varias zonas del trazado han quedado bajo el agua, incluido el recinto de televisión de la Fórmula 1, y aunque los boxes y el paddock se han librado de lo peor por ahora, las imágenes que circulan por las redes sociales muestran el paddock de la Fórmula 2 inundado.

Al parecer, el equipo Alpine se habría visto obligado a abandonar su hotel en Imola el martes por la noche a causa de las inundaciones, pero la escudería lo ha desmentido. Un portavoz dijo: "Un par de miembros de nuestro equipo de montaje han tenido que cambiar de hotel en Imola debido al mal tiempo. El equipo principal [mecánicos e ingenieros] está en otro hotel en una ciudad cercana y no se ha visto afectado".

Los trabajadores de la Fórmula 1, el Gran Premio de Emilia Romagna y las autoridades regionales se reunieron el miércoles por la mañana para discutir la mejor manera de responder a la difícil situación en torno a Imola, y qué hacer con la carrera de este fin de semana, y espera una actualización a última hora del día.

Dado que las condiciones mejorarán a partir del jueves, es muy probable que la carrera pueda celebrarse sin demasiados problemas. Sin embargo, el mayor contratiempo será la infraestructura en torno al Autodromo Enzo e Dino Ferrari, con muchas carreteras cerradas debido a inundaciones.

La gran afluencia de público que se espera para la primera carrera europea de la temporada pondrá a prueba las instalaciones, y las autoridades podrían tener dificultades para hacer entrar y salir a la gente. Hay varias posibilidades, desde seguir adelante sin cambios en el programa ni en la organización, hasta reducir el número de asistentes o comprimir el calendario del fin de semana para que el circuito tenga más tiempo para prepararse.

Los equipos de Fórmula 1 ya habían perdido medio día de trabajo de preparación el martes, cuando se les dijo que abandonaran la pista, y la pérdida del miércoles les retrasará aún más.

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Ferrari retrasará sus actualizaciones por las lluvias en Imola
Artículo siguiente El gobierno de Italia pide posponer el GP de Emilia Romagna de F1

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol