Fórmula 1
26 sept.
-
29 sept.
Evento finalizado
10 oct.
-
13 oct.
Evento finalizado
24 oct.
-
27 oct.
Evento finalizado
01 nov.
-
03 nov.
Evento finalizado
14 nov.
-
17 nov.
Evento finalizado

La historia de cómo la F1 salvó el GP de Japón para la TV

compartidos
comentarios
La historia de cómo la F1 salvó el GP de Japón para la TV
Por:
18 oct. 2019 0:05

Para muchos fans de la F1 en sus casas, el mayor inconveniente del tifón Hagibis fue ver la clasificación apenas unas horas antes que la carrera.

Pero en el circuito de Suzuka el impacto fue mucho mayor. De hecho, la Fórmula 1 tuvo que lograr una especie de milagro para asegurarse de que el evento fuera retransmitido y se pudiera llevar a cabo.

Estuvo claro durante la semana que Hagibis iba a condicionar el Gran Premio de algún modo, aunque cuánto y durante cuánto tiempo no estuvo claro inicialmente. 

A medida que los días fueron pasando, empezó a quedar claro que había un riesgo sin precedentes de intensas rachas de viento e inundaciones. Y eso implicó que el impacto fue más allá de la acción en pista: el centro de retransmisiones de la F1 se encontró, de repente, en plena línea de fuego. 

Por Diego Mejía:

Aunque la estructura que viaja por todo el mundo protege de la climatología a los sistemas de alta tecnología en su interior, no está diseñada contra tifones. Y esto es un gran problema, porque el Centro de Medios y Tecnología, como se lo conoce oficialmente, es el epicentro de un fin de semana de F1. 

Sin él, no existen las imágenes de televisión que se emiten en todo el mundo, y, probablemente, tampoco habría carrera, porque muchos de los sistemas esenciales para el desarrollo de un Gran Premio (incluyendo los tiempos) dependen de él. La F1 no podía arriesgarse a que se volara o quedara dañado. 

Centro de Retransmisión de la F1

Centro de Retransmisión de la F1

Photo by: Formula 1


Andrew James, el director técnico del centro, dijo: "Si no hay TV, no tiene mucho sentido tener una carrera. Pero el centro coordina muchas otras cosas también. Controlamos la salida y la detección de la velocidad en el pitlane, las cámaras on board, los tiempos, todo. Todo ello habría estado en riesgo".

Pero a última hora del jueves, la F1 se enfrentaba a un escenario en el que habría desmantelado el centro de retransmisiones, almacenado todo el material en algún lugar seguro y luego lo habría vuelto a montar cuando la amenaza climatológica pasara.

Sin embargo las cosas empeoraron el viernes por la mañana, cuando la última reunión con los comisarios del circuito dejó claro que el timing del tifón les dejaba probablemente sin tiempo para reconstruir el centro de transmisiones.

 

"Tuvimos una reunión en el circuito a las 8.00 y quedó muy claro que no tendríamos tiempo de reconstruirlo si lo desmontábamos. Y supe que tenía que protegernos de la climatología, así que la única manera era ponernos a cubierto. Tuve que meterlo en un garaje. Sabía que no podíamos fallar, así que tuve que encontrar una manera de solucionarlo", dice James.

El responsable envió un mail dejando clara la gravedad de la situación, y desencadenó una increíble secuencia de eventos en los que él y su personal trabajaron con el circuito y la FIA para arreglar las cosas.

Su tarea fue encontrar un lugar que diera cabida a toda la estructura de la TV, que incluye 11 contenedores de equipamiento técnico y puestos para 70 personas. Hablamos de 80 toneladas de equipamiento en total.

La solución fue mover todo lo que habitualmente alberga el centro de retransmisiones a un lugar más sólido y, sin duda, la mejor opción era un garaje.

Inicialmente no parecía haber ninguno libre, pero con un poco de insistencia finalmente se encontró espacio.

"Tuvimos ayuda de la FIA. Limpiaron su garaje y metimos nuestro centro de trabajo con las onboard y el resto de cámaras allí. El circuito nos ayudó a quitar la separación que había entre los dos garajes", añade James.

Centro de Retransmisión de la F1

Centro de Retransmisión de la F1

Photo by: Formula 1

 

Con la localización asegurada, la tarea titánica de mover todo el equipamiento comenzó. Normalmente lleva un día y medio configurar el centro de retransmisiones de la F1. Pero no había ese tiempo a disposición.

"Empezamos a desmontar todo a las 16.00 del viernes y todos estuvimos dedicados a ello. Tenemos un fantástico equipo de gente y todo el mundo sabía qué estaban haciendo. Lo desmontamos en unas dos horas y media. Luego tuvimos que meterlo en el garaje y conectarlo todo", explica James.

"Y desde que lo tuvimos todo, tardamos ocho horas y media en arrancarlo, lo cual es increíble. Fue clave que todo supieran qué hacer en cada momento. Ha sido un ejemplo de la F1 en estado puro".

También lee:

Esperaban tener todo listo para las 10.00 de la mañana del sábado, pero el trabajo se completó a las 3.30 y eso incluyó la instalación de unidades de aire acondicionado para que las temperaturas dentro del garaje no fueran excesivas.

Una vez que la F1 supo el sábado por la mañana que todo funcionaba, los sistemas se apagaron y el garaje se selló para evitar que Hagibis hiciera de las suyas. A las 5.00 del domingo, el equipo volvió a encender los sistemas, revisaron los procedimientos a las 8.00 y estuvieron listos para el inicio de la clasificación a las 10.00.

Prueba del éxito de la batalla que libró la F1 contra la climatología es que los aficionados en casa no se percataron del cambio. Y, para James, si bien la velocidad con la que su equipo hizo todo en Suzuka fue algo posible, no es algo que quiera repetir habitualmente.

"Le dije eso a Chase [Carey, CEO de la F1] por la mañana. Y me dijo 'Bien hecho', pero le respondí 'Por favor, no esperes que lo hagamos en cada carrera'".

Centro de Retransmisión de la F1

Centro de Retransmisión de la F1

Photo by: Formula 1

 
Artículo siguiente
Vettel: "Ferrari necesita trabajar mejor, no más"

Artículo previo

Vettel: "Ferrari necesita trabajar mejor, no más"

Artículo siguiente

Renault: "Nuestro objetivo no era el mismo que el de McLaren"

Renault: "Nuestro objetivo no era el mismo que el de McLaren"
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Jonathan Noble