Análisis
Fórmula 1 GP de Estados Unidos

Haas F1 traiciona a Ferrari y sigue los conceptos de Red Bull

En su carrera de casa, la escudería estadounidense estrena un monoplaza profundamente revisado que repudia la filosofía de los vientres superiores de Ferrari, para ir en la dirección de los vientres inclinados y con una entrada del radiador más redondeada y menos rectangular. Los bajos se revisan para llevar más flujo hacia la parte inferior, que se ha rediseñado. Esta evolución anticipa las ideas que se verán en 2024.

El Haas VF-23 en el garaje

Haas ha decidido cambiar su filosofía aerodinámica: el VF-23 era el único monoplaza que se mantenía fiel a la bañera en la parte superior de la panza, pero ahora los ingenieros de la escudería norteamericana se han pasado a los conceptos de Red Bull.

El coche que saldrá a la pista el viernes en Austin, de hecho, estrena un paquete de novedades muy robusto que afecta a varias áreas del F1 diseñado por Simone Resta.

El aspecto más llamativo se refiere al diseño de los flancos: la entrada del radiador es más rectangular y estrecha, por lo que tiende a reducir la resistencia aerodinámica gracias a una especie de bandeja inferior, contribuyendo a aumentar el flujo que se dirige hacia la parte baja.

Para tener unos bajos más ahuecados, se ha hecho un trabajo de limpieza bajo las tomas de refrigeración, aunque teniendo que lidiar con las mismas limitaciones de diseño que penalizaban al Ferrari SF-23, que tiene el cono anti-intrusión inferior que ahora sobresale de la carrocería del lateral más perfilado.

Más de la Fórmula 1:
Haas VF-23, dettaglio della nuova bocca dei radiatori più rettangolare e la pancia con lo scivolo

Foto de: Giorgio Piola

Haas VF-23, detalle de la nueva entrada del radiador, más rectangular, y de la panza con el paracaídas.

La panza, además, tiene una progresión en forma de paracaídas hacia la parte inferior, aunque la realización no muestra un Gran Cañón como hemos visto aparecer en Aston Martin, McLaren y Alpine, porque el paquete del radiador no se ha modificado.

No debe sorprender, por tanto, que las salidas de aire caliente con llamativas branquias se hayan mantenido en los laterales y en partes abiertas en la raíz del capó, siguiendo los conceptos de moda.

Escuchando las declaraciones de Kevin Magnussen, no hay que esperar un gran salto en las prestaciones, pero es justo decir que este cambio de filosofía, fuertemente deseado por la cúpula del equipo y, durante mucho tiempo opuesto por el jefe de aerodinámica que perdió así su empleo, no es más que un acercamiento a los conceptos del monoplaza de 2024.

Un sondeo de una nueva línea de investigación, con la esperanza de encontrar también un centro de presión aerodinámica diferente que permita controlar mejor las variaciones de altura y la degradación de los neumáticos, porque en una vuelta el VF-23 consigue encontrar picos que indican un potencial que con demasiada frecuencia no aflora y que con demasiada frecuencia se pierde en carrera.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Trofeo para el GP de la Ciudad de México F1 2023
Artículo siguiente La F1 envió una carta a los pilotos tras el esfuerzo extremo de Qatar

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol