Contenido Prime Motorsport.com
Tema

Contenido Prime Motorsport.com

Los Grandes Premios de F1 más cortos de la historia

Tras el inédito Gran Premio de Bélgica 2021, Motorsport.com te invita a descubrir o redescubrir las carreras más cortas de la historia de la Fórmula 1.

Los Grandes Premios de F1 más cortos de la historia

Bélgica 2021 - 3 minutos y 27 segundos

 

El intenso aguacero que comenzó a caer minutos antes de que se diera la salida de la 12ª cita de la temporada 2021 de Fórmula 1 provocó que esta se retasara 25 minutos en busca de una ventana de climatología más favorable.

 

Pero después de dar dos vueltas de formación detrás del Safety Car, la bandera roja ondeó en pista y los monoplazas se alinearon en el pitlane. Allí permanecieron durante las siguientes tres horas, ya que la lluvia no dio tregua.

 

En mitad de algunos abucheos de los aficionados, cansados de la espera, a las 18:27 hora local se procedió a dar salida detrás del coche de seguridad, pero después de dos vueltas completas y otra de regreso a boxes, la bandera roja ondeó de nuevo.

 

Dirección de carrera dio por finalizada la cita unos minutos después ante la falta de luz y la continuidad de la lluvia, convirtiéndola en la carrera más corta de la historia de la F1 y en uno de sus episodios más negros. Max Verstappen, George Russell y Lewis Hamilton ocuparon el podio.

Australia 1991 - 24 minutos y 34 segundos

 

Una violenta tormenta se abatió sobre Adelaida durante varias horas y el Gran Premio de Australia de 1991 comenzó en condiciones de pista al límite. La precaución de los pilotos los mantuvo alejados de cualquier accidente durante un tiempo.

 

Sin embargo, pronto, con el muro de agua delante y la lluvia cada vez más intensa, se produjeron más incidentes y la pista no tardó en llenarse de escombros y vehículos destrozados. Después de que Nigel Mansell (en la foto) y Gerhard Berger se estrellaran, Ayrton Senna hizo un gesto a los oficiales y pidió que se detuviera la carrera.

 

Esto se hizo en la vuelta 17 de 81. Como las condiciones no mejoraron durante la bandera roja y algunos pilotos se opusieron a una reanudación, la carrera se mantuvo en ese punto y la clasificación se realizó en la vuelta 14, habiendo recorrido los pilotos oficialmente solo 52 km de los 306 previstos. Ayrton Senna fue declarado ganador.

 

España 1975 - 42 minutos y 53 segundos

 

El GP de España de 1975 comenzó en condiciones especiales: los pilotos anunciaron una huelga antes de la primera sesión de entrenamientos después de que una inspección del circuito de Montjuïc, en Barcelona, revelara que las barreras de seguridad estaban en muy mal estado. Tras algunas reparaciones improvisadas llevadas a cabo en gran parte por los propios equipos y las amenazas de incautación de los equipos de las estructuras por parte de las autoridades, los pilotos, en su mayoría, cumplieron.

 

El domingo por la mañana, la carrera comenzó en una pista que ya era peligrosa de por sí, pero muy apreciada por los fans. El inicio de la carrera estuvo marcado por varios incidentes, en particular la colisión de los Ferrari en la salida. Contra todo pronóstico, fue Rolf Stommelen en Embassy Hill quien lideró la carrera al entrar en la vuelta 26.

 

La tragedia llegó cuando el alerón trasero del auto del líder se desprendió y Stommelen salió proyectado a la zona del Estadio en la curva después de la recta de boxes. Tras chocar con la barandilla de seguridad del lado izquierdo de la pista, el Embassy Hill volcó y se estrelló contra la multitud del otro lado, matando a cinco personas. Stommelen fue rescatado con múltiples fracturas pero vivo. En medio del caos, los organizadores dieron tres vueltas para detener la carrera, en la vuelta 29 de las 75. Jochen Mass fue declarado ganador. Este accidente marcó el final de Montjuïc en la Fórmula 1.

Malasia 2009 - 55 minutos y 30 segundos

 

La carrera del GP de Malasia 2009 comenzó en una pista completamente seca, pero bajo la amenaza de una enorme tormenta eléctrica. Las primeras 20 vueltas transcurrieron sin una gota de lluvia, con Nico Rosberg (Williams) liderando por delante de Jarno Trulli (Toyota) y Jenson Button (Brawn) antes de las primeras paradas. Estos entraron en la vuelta 15 y permitieron a Button recuperar el liderato.

 

Pero las cosas empezaron a complicarse en la vigésima vuelta: el cielo se abrió y la pista se mojó mucho en algunos puntos. La mayoría de los pilotos pusieron neumáticos de lluvia, pero Timo Glock (Toyota) probó los neumáticos intermedios y dio sus frutos: el alemán fue mucho más rápido que la competencia. Incluso se puso a la cabeza cuando Button decidió pasar por boxes para poner neumáticos intermedios. Pero la lluvia finalmente se hizo más intensa en la vuelta 30 y todos los pilotos tuvieron que volver a cambiar a los neumáticos de lluvia.

 

El aguacero fue demasiado y los autos ya no pudieron circular por la pista inundada. El Safety Car entró en escena pero rápidamente se izó la bandera roja. La dirección de carrera esperaría entonces unos 50 minutos para anunciar definitivamente el final del GP, tras menos de una hora de recorrido y con 31 vueltas la victoria fue para Button.

Austria 1975 - 57 minutos y 56 segundos

 

Después de que una violenta tormenta que azotara el circuito de Österreichring, la salida se pospuso 45 minutos para aprovechar las mejores condiciones. Los pilotos salieron entonces sobre una pista mojada y, en su mayoría, con autos que no estaban preparados para la lluvia.

 

Este fue el comienzo del show de Vittorio Brambilla: el italiano, al volante de su March naranja, se mostró increíblemente agresivo y extremadamente eficaz. En 18 vueltas, ascendió de la octava a la primera posición, por delante de Hunt. Y lo que es mejor, marcó unos tiempos de vuelta increíbles y tomó una gran ventaja. En la vuelta 25, tenía 20 segundos sobre el británico.

 

Pero entonces llegó otro aguacero. Las condiciones eran dantescas y los pilotos que se habían retirado pidieron a la dirección de carrera que diera por terminada la prueba. Lo hizo en la vuelta 29, cuando la bandera a cuadros ondeó ante un Brambilla tan feliz por haber ganado que soltó el volante con una mano, perdió el control y golpeó el muro con su March, que quedó muy dañado durante su vuelta de honor (foto).

Mónaco 1984 - 1 hora, 1 minuto y 7 segundos

 

Tras retrasar la salida unos veinte minutos debido a la lluvia, la prueba monegasca se puso en marcha. Después de 24 vueltas, solo quedaban nueve pilotos en pista. Prost iba en cabeza pero la lluvia era cada vez más intensa y la visibilidad empezaba a ser problemática.

 

Detrás del francés, dos pilotos causaron sensación: Ayrton Senna, con un Toleman, y Stefan Bellof, con un Tyrrell. El brasileño y su equipo apostaron por una carrera que no cubriría toda la distancia y no repostaron. Senna alcanzó rápidamente a Prost.

 

Pero las condiciones empeoraron aún más: Prost hizo pancartas pidiendo que se detuviera el GP. El director de carrera, Jacky Ickx, decidió ondear la bandera roja y la de cuadros en la vuelta 32. Senna adelantó a Prost, que había ocupado su lugar en la parrilla, y pensó que había ganado, pero la clasificación se hizo en la vuelta anterior a la interrupción; el piloto de Toleman terminó segundo.

Italia 1978 - 1 hora, 7 minutos y 4 segundos

 

La salida del Gran Premio de Italia de 1978 se dio cuando todos los pilotos de la parte trasera de la parrilla no habían parado. Esto llevó rápidamente a un apriete y amontonamiento en la larga recta que lleva a la primera chicane y, sobre todo, antes de un cuello de botella...

 

Pero pasó lo que tenía que pasar: varios pilotos quedaron atrapados en medio del pelotón, entre ellos Ronnie Peterson, cuyo Lotus iba a chocar de frente con una barandilla de seguridad.

 

Lleno de combustible, el auto del sueco se incendió rápidamente y liberó una impresionante nube de humo negro. Todos los monoplazas implicados en el accidente se detuvieron y varios de ellos corrieron hacia los restos del Lotus para sacar a Peterson.

 

Peterson, con fracturas en ambas piernas, parecía haber evitado lo peor mientras la atención se centraba en Vittorio Brambilla, que recibió un golpe de una rueda en el casco y sufrió una fractura de cráneo. Tres horas después de este accidente, poco después de las 18:00 horas, la carrera se reanudó durante unas 40 vueltas y fue ganada por Niki Lauda. Mario Andretti se coronó campeón del mundo, pero la alegría de Lotus duró poco, ya que al día siguiente, tras unas complicaciones médicas, Ronnie Peterson murió en el hospital de Milán.

Bélgica 2001 - 1 hora, 8 minutos y 5 segundos

 

Después de que la primera salida fuera abortada debido a que Heinz-Harald Frentzen se caló en el Prost, se dio una segunda salida. Sin embargo, la carrera se vio pronto interrumpida por una colisión entre el Jaguar de Eddie Irvine y el segundo Prost de Luciano Burti.

 

El brasileño estaba preocupado por las imágenes. El piloto de Prost fue encerrado por el irlandés en Blanchimont, perdió su alerón delantero y fue a chocar muy violentamente bajo la barrera de neumáticos. Irvine, preocupado por lo que vio al salir de su auto, fue inmediatamente a ayudar al equipo de rescate para liberar a su homólogo. La extracción de Burti, que estaba inconsciente, duró media hora.

 

La carrera se reanudó finalmente durante 36 vueltas y ganó Michael Schumacher. Burti se recuperaría del accidente con una conmoción cerebral y no volvería a correr en un Gran Premio.

Italia 2003 - 1 hora, 14 minutos y 19 segundos

 

El Gran Premio de Italia de 2003 fue la carrera más rápida sin interrupción. Casi no hubo incidentes, lo que explica su presencia en esta lista.

 

Los autos de Fórmula 1 de mediados de la década de 2000, con sus motores V10, era unos monstruos de la velocidad y adoraban las largas y completas vueltas de Monza. En la clasificación, la vuelta se completaba en 1.29 y en la carrera se tardaría menos de una hora y 15 minutos en completar las 53 pasadas.

 

Michael Schumacher ganó la carrera con una asombrosa velocidad media de 247.585 km/h, que sigue siendo la velocidad media más alta de una carrera de Fórmula 1 en la actualidad.

Italia 2005 - 1 hora, 14 minutos y 28 segundos

 

Y en el segundo lugar de la velocidad media más alta, encontramos el GP de Italia de 2005. De nuevo, los V10 estaban en plena forma y pocos incidentes interrumpieron la carrera.

 

Juan Pablo Montoya salió desde la pole, pero tuvo que lidiar con la resistencia de Fernando Alonso durante toda la carrera, antes de ganar finalmente.

 

El colombiano conseguirá su sexta victoria a una velocidad media de 247.097 km/h.

Italia 1987 - 1 hora, 14 minutos y 47 segundos

 

De nuevo Monza y otra carrera sin bandera roja... ¡pero con una particularidad! De hecho, si un Gran Premio de 1987 se encuentra en la lista de los más cortos sin ningún incidente destacable, es porque hay un pequeño truco.

 

En efecto: prevista inicialmente para 51 vueltas, es decir, dos menos que en la actualidad, la carrera será finalmente de 50 tras la anulación del primer procedimiento de salida, debido a las llamas, afortunadamente sin consecuencias, que salieron del Brabham de Ricardo Patrese.

 

Al final de la carrera, fue Nelson Piquet en su Honda V6 turbo Williams quien ganó a una velocidad media de 232.636 km/h. En comparación, y a pesar de que el circuito ha sido modificado, los autos de Fórmula 1 de 2017, con sus motores turbo híbridos V6, tardaron 45 segundos más y tuvieron que completar tres vueltas extra.

 
compartidos
comentarios

Related video

Alfa Romeo: La situación de Bélgica se hubiera resuelto sin carrera

Artículo previo

Alfa Romeo: La situación de Bélgica se hubiera resuelto sin carrera

Artículo siguiente

Brawn: En Bélgica tuvimos condiciones que no veíamos en décadas

Brawn: En Bélgica tuvimos condiciones que no veíamos en décadas
Mostrar comentarios