Análisis: 10 cosas que aprendimos del GP de Países Bajos de F1

El esperado regreso de la Fórmula 1 a Zandvoort no decepcionó y proporcionó el remedio ideal después de lo vivido en Spa con el mal tiempo. Aquí analizamos los puntos clave del fin de semana del GP de Países Bajos.

Análisis: 10 cosas que aprendimos del GP de Países Bajos de F1

La Fórmula 1 puso fin a una espera de 36 años para llegar a la costa neerlandesa -literalmente, ir a la playa- con estilo, ya que Zandvoort fue escenario de un impulso muy necesario para el paddock.

El fiasco de Spa había dejado un sabor de boca amargo a la mayoría, pero el Gran Premio de Países Bajos fue el limpiador de paladar perfecto.

El espectáculo en la pista no fue muy emocionante, pero la combinación de un trazado emocionante para los pilotos, un ambiente de fiesta total y una victoria para el héroe local hizo que el fin de semana cumpliera con muchos requisitos para la F1.

Estas son 10 cosas que aprendimos del Gran Premio de Holanda 2021.

Race Winner Max Verstappen, Red Bull Racing, celebra en el parque cerrado.

Race Winner Max Verstappen, Red Bull Racing, celebra en el parque cerrado.

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

1. 'Super Max' cumplió el guión con una victoria en casa para saborear

No es una exageración decir que sin Max Verstappen, no habría Gran Premio de Países Bajos. Sus fervientes seguidores, que recorrieron toda Europa para alentarlo, hicieron que la F1 se diera cuenta de que había que regresar a los Países Bajos, sueño que finalmente se cumplió el pasado fin de semana.

La historia estaba preparada: el Gran Premio de Países Bajos vuelve, los aficionados neerlandeses acuden, el piloto local gana. Al final, eso es exactamente lo que sucedió, aunque nunca pensamos que fuera a ser algo diferente.

Verstappen nunca ha sido un piloto que se doblegue ante la presión, e incluso en medio de todo el bullicio de Zandvoort, pareció tomarse todo con calma. Se mostró agradecido por el apoyo, como siempre, y destacó la presencia del Rey de los Países Bajos en la carrera. Pero en ningún momento pareció distraerse del trabajo que tenía entre manos, que era ganar la carrera y recuperar el liderato del campeonato.

No fue un fin de semana sin sus pequeños contratiempos, como la investigación de la bandera roja de la FP2 y el fallo del DRS al final de la Q3. Pero Verstappen tuvo la medida de sus rivales, acertando en la salida y poniendo a Red Bull en una posición en la que siempre podía reaccionar a los movimientos de Mercedes.

Los aficionados neerlandeses seguro tienen una resaca infernal hoy, después de haber pasado la noche anterior brindando por su héroe y haciendo sonar la canción "Super Max" que se ha convertido en su himno. Pero han sido testigos de la historia, y quizás del punto de inflexión para Verstappen en su marcha hacia un primer título mundial.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, Valtteri Bottas, Mercedes W12, y Lewis Hamilton, Mercedes W12

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, Valtteri Bottas, Mercedes W12, y Lewis Hamilton, Mercedes W12

Photo by: Jerry Andre / Motorsport Images

2. Mercedes no pudo responder a la estrategia de Red Bull a pesar de su buen ritmo

Puede que Verstappen haya recuperado el liderato del campeonato de pilotos, pero una imagen más real de dónde está el poder actualmente en la carrera por el título viene en una estadística sombría para Mercedes.

En las últimas nueve carreras, Mercedes sólo ha conseguido una victoria, en Silverstone, y la última vez que le ganó en ritmo real a Red Bull fue en el Gran Premio de España a principios de mayo.

Pero los márgenes entre Mercedes y Red Bull han sido bastante estrechos, y lo fueron de nuevo en Zandvoort. La victoria de Verstappen en la carrera fue convincente, pero no fue una paliza. Lewis Hamilton se las arregló para estar a poco más de un segundo en algún momento y si bien Verstappen tuvo el ritmo al frente, no pudo despegarse fácilmente.

Fue una respuesta decente por parte de Mercedes dado que Hamilton prácticamente se perdió toda la actividad del viernes después de la larga bandera roja en la FP1 y un problema con la unidad de potencia en la FP2. Pero cuando llegó la estrategia, no pudo responder a Red Bull. La ventaja de Verstappen siempre fue suficiente para ver el undercut, y el neumático duro ofreció más ritmo de lo que Mercedes anticipó.

El director de ingeniería en pista, Andrew Shovlin, admitió después de la carrera que Mercedes había sido "un poco optimista" esperando que Red Bull utilizara los neumáticos blandos para el último stint, pero sintió que el equipo había estado "un poco en desventaja" todo el fin de semana en comparación con su principal rival.

Tener una victoria en nueve carreras y seguir liderando el campeonato de constructores, y tener a Hamilton a sólo tres puntos de la cabeza en la clasificación de pilotos, no está nada mal. La tarea de Mercedes es convertir las derrotas marginales en victorias marginales, algo que debe hacer rápidamente antes de que el impulso de Red Bull sea demasiado grande para detenerlo.

Valtteri Bottas, Mercedes W12

Valtteri Bottas, Mercedes W12

Photo by: Jerry Andre / Motorsport Images

3. No hay mucho que ver en el "atrevido" intento de Bottas por la vuelta rápida

El coqueteo en el final de Valtteri Bottas con el punto de bonificación por la vuelta rápida, en contra de los deseos de Mercedes, puede haber sido divertido, pero no es una señal de nada malo que deba leerse.

Mercedes optó por llevar a Bottas a boxes por precaución hacia el final de la carrera, poniéndole un juego de neumáticos blandos que, comprensiblemente, pensó que iba a utilizar para intentar conseguir la vuelta rápida. Su ingeniero de carrera, Riki, le dijo que no fuera a por la vuelta rápida y se preguntó por qué no, antes de encender las pantallas de cronometraje de color púrpura en los dos primeros sectores.

Fue suficiente para motivar la infame llamada de radio "Valtteri, soy James", diciéndole a Bottas que se retirara. El finlandés lo hizo, pero aún así marcó la vuelta rápida, quitándole el punto extra a Hamilton por unos momentos.

Puede que en algunos rincones se haya interpretado como un desafío de un piloto que dejará el equipo a fin de año, pero no fue el caso en absoluto. El hecho de que Hamilton fuera capaz de conseguir la vuelta rápida por más de 1,4 segundos al final demostró hasta qué punto Bottas se echó atrás, siguiendo la decisión del equipo, incluso haciendo dicho que estaba "jugando" un poco.

Toto Wolff dijo que el intento de Bottas por la vuelta rápida fue "atrevido", pero que lo entendía y que hablarían de ello. Pero también reconoció que Mercedes corría el riesgo de negarle el punto a Hamilton si hubiera habido una bandera amarilla o un incidente en su última vuelta que lo obligara a levantar el pie.

"Hay que entender también en ese momento, hay un cierto grado de frustración de Valtteri, y al final, todo es bueno", dijo Wolff. "Vamos a hablar de ello, pero de la manera más amistosa y profesional".

Helmut Marco, Red Bull Racing, Pierre Gasly, AlphaTauri

Helmut Marco, Red Bull Racing, Pierre Gasly, AlphaTauri

Photo by: Erik Junius

4. Gasly fue el verdadero piloto del día

La votación del "Piloto del Día" de la F1 es una buena iniciativa para involucrar a los aficionados, pero rara vez ofrece un resultado justo. Sergio Pérez ganó la votación en Zandvoort, y su avance a través del pelotón fue ciertamente emocionante, pero eso suele ser lo que suma votos: quienes hacen adelantamientos y tienen buena exposición en la televisión.

En realidad, Pierre Gasly fue el piloto del día, y de todo el fin de semana. En la sesión de clasificación realizó una vuelta impresionante para situarse en la cuarta posición de la parrilla de salida, y luego se mantuvo firme para conseguir un excelente cuarto puesto para AlphaTauri, que sigue siendo el único equipo que ha puntuado en todas las carreras de este año.

Pero lo que hizo que la conducción de Gasly fuera aún más impresionante fue la estrategia utilizada. Entró en boxes en la vuelta 24 para un juego de medios que tenía que durar 48 vueltas para llegar a la meta, todo ello mientras mantenía a raya a Charles Leclerc, de Ferrari, que tomó los neumáticos duros 10 vueltas más tarde. Una de las partes clave de la conducción fue el adelantamiento a Fernando Alonso tras su parada en boxes, al que superó rápidamente con un gran movimiento por el exterior en la curva 1.

Fue una exhibición suprema de Gasly que no hará más que aumentar las preguntas sobre su futuro a largo plazo, y lo que tiene que hacer para volver a estar en el marco de un asiento de Red Bull. Sería estupendo que volviera a tener una oportunidad en un equipo puntero, porque actuaciones como la del domingo no hacen más que demostrar su calidad de estrella y su capacidad para estar a la altura de los mejores de la parrilla.

Nikita Mazepin, Haas VF-21, Sergio Perez, Red Bull Racing RB16B

Nikita Mazepin, Haas VF-21, Sergio Perez, Red Bull Racing RB16B

Photo by: Andy Hone / Motorsport Images

5. Red Bull y Pérez necesitan eliminar sus errores

Mercedes puede haber sido derrotado en Zandvoort, pero el equipo se fue habiendo ampliado su ventaja en la cima del campeonato de constructores después de un fin de semana complicado para Sergio Pérez.

Pérez dijo que el "lío" en la clasificación se debió a una serie de factores que, después de que se quedara sin tiempo para abrir una última vuelta rápida en el cierre de la Q1, lo que lo condenó a caer de octavo a 16°.

Fue sensato aceptar una penalización por motor, pero Pérez no ayudó en su avance tras iniciar el pitlane al arruinar sus neumáticos con un bloqueo apenas iniciada la carrera. Al final pudo terminar en la octava posición, adelantando a Esteban Ocon en el cierre tras sobrevivir a un incidente con Lando Norris unas vueltas antes, asegurando que Red Bull tuviera dos coches en los puntos.

Pero fue el segundo sábado consecutivo en el que Pérez no clasificó al frente. Sólo ha superado a Verstappen una vez este año, en Imola en abril, y aunque Mercedes no pudo aprovechar tener dos coches contra uno en la pelea por el triunfo, la ausencia de un segundo Red Bull dejó al equipo vulnerable.

Pérez dijo que su eliminación en la Q1 fue "realmente difícil de digerir", ya que finalmente había logrado sentirse bien con el coche en Zandvoort. Pero tanto él como el equipo necesitan hacer las cosas bien en Monza para ayudar en la lucha por el campeonato de constructores, ya que no se puede permitir que Mercedes siga acumulando puntos tan libremente.

Nikita Mazepin, Haas F1, y Mick Schumacher, Haas F1

Nikita Mazepin, Haas F1, y Mick Schumacher, Haas F1

Photo by: Charles Coates / Motorsport Images

6. Haas tiene un problema creciente con Mazepin y Schumacher

De todos los lugares en los que puede surgir una disputa dentro de un equipo esta temporada, Haas no habría sido una gran apuesta para mucha gente a principios de año.

Sin embargo, el equipo tiene claramente un problema creciente en sus manos después de que Nikita Mazepin y Mick Schumacher tuvieran dos incidentes en Zandvoort, que apuntan a crecientes fracturas en el equipo.

En la clasificación del sábado, Mazepin afirmó que Schumacher había arruinado deliberadamente su vuelta rápida al no respetar un acuerdo previo y adelantarlo en la pista. Schumacher respondió diciendo que el equipo le había dicho que podía hacerlo y que no había hecho nada malo.

En la carrera se produjo un incidente mucho mayor. Cuando Schumacher se disponía a adelantar a Mazepin por el lado derecho al comenzar la segunda vuelta, Mazepin cruzó su coche, obligando a Schumacher a ceder en el último segundo. Fue un movimiento muy tardío que dejó a Schumacher con daños en el alerón delantero, y el piloto alemán admitió que estaba "muy enfadado", pero prefirió no decir nada por radio.

La reacción posterior de Gunther Steiner, jefe del equipo, fue diplomática, diciendo que "siempre hacen falta dos para bailar el tango" en estas situaciones. Sin embargo, no es la primera vez que Mazepin hace una jugada de este tipo a Schumacher este año, ya que esta agresión también fue evidente en las categorías inferiores.

Schumacher admitió después de la carrera que había "margen de mejora" en la relación con Mazepin, lo cual es decir poco. A diferencia de otros equipos, los dos pilotos de Haas no fueron entrevistados juntos en el desfile de pilotos, algo que Mazepin señaló durante su entrevista.

Puede que no haga mucha diferencia para Haas ahora, dado su actual nivel de rendimiento. Pero en su afán por volver a ser competitivo en 2022, necesita solucionar este problema cada vez mayor, y también evitar un posible accidente.

Los fans enloquecen por Max Verstappen, Red Bull Racing,

Los fans enloquecen por Max Verstappen, Red Bull Racing,

Photo by: Charles Coates / Motorsport Images

7. El ambiente festivo de Zandvoort lo convirtió ya en una carrera especial

Los 72.000 aficionados que tuvieron la suerte de estar en las gradas de Zandvoort pudieron ser la envidia de los seguidores de la F1 de todo el mundo, que deben haber convertido instantáneamente el Gran Premio de Países Bajos en una cita ineludible.

Se pareció más a un festival de música que a un gran premio, algo que Liberty Media ha intentado conseguir con las carreras. Esta es la primera carrera que los nuevos propietarios de la F1 han conseguido añadir al calendario y llevar a cabo, y debe considerarse un éxito rotundo.

Desde las nueve de la mañana hasta mucho después de que los coches dejaran de rodar, hubo música a cargo de un DJ -a veces incluso durante las banderas rojas- para mantener el ambiente y al público excitado. Puede que la mayoría estuviera allí para ver a Verstappen, pero incluso los pocos neutrales -o los valientes fans de Mercedes, de los que había un puñado- se habrán empapado del ambiente.

Una nota agradable también es que, a diferencia de Hungría, los abucheos a Hamilton fueron mínimos, siendo más notables después de la clasificación, pero se calmaron después de que el entrevistador del parque cerrado, Giedo van der Garde, pidiera algo de respeto para el británico. Puede que la historia hubiera sido diferente si Hamilton hubiera conseguido la pole o hubiera ganado la carrera, pero fue agradable que los temores que algunos tenían al principio del fin de semana sobre la reacción que podrían tener no se hayan hecho realidad al final.

Pierre Gasly, AlphaTauri AT02, Charles Leclerc, Ferrari SF21, y Carlos Sainz Jr., Ferrari SF21.

Pierre Gasly, AlphaTauri AT02, Charles Leclerc, Ferrari SF21, y Carlos Sainz Jr., Ferrari SF21.

Photo by: Sam Bloxham / Motorsport Images

8. La F1 puede aprender del éxito de Zandvoort para futuras pistas

Puede que Zandvoort no haya sido una "pista nueva" para la mayoría de los pilotos de F1, dada su rica historia, pero sus cambios hicieron que los pilotos estuvieran ansiosos por enfrentarse a este nuevo reto.

Y fue uno que saborearon. Las curvas peraltadas de las curvas (1, 3 y 14) recibieron muy buenas críticas, especialmente la curva 3, que ofreció una variedad de líneas diferentes para probar. Al final, los pilotos se dieron cuenta de que la línea alta era la más rápida, pero eso no impidió que algunos fueran por debajo en la carrera para intentar adelantar, algo que le costó caro a Sebastian Vettel, que hizo un trompo.

La carrera en sí puede haber sido un poco decepcionante, pero eso no fue una sorpresa dada la naturaleza estrecha y apretada de la pista que ofreció pocas oportunidades de adelantamiento. Vimos un buen número de movimientos en la curva 1 cuando los pilotos se lanzaron por el exterior.

A medida que la F1 avanza y modifica las pistas para facilitar los adelantamientos o se dirige a nuevos mercados, es de esperar que Zandvoort ofrezca algo de inspiración que será continuado. Fue rápido, emocionante y castigó los errores: ¡no oímos las palabras "límites de la pista" ni una sola vez en todo el fin de semana!

Junto con el ambiente y lo cerca que estaban las gradas de la pista, habrá hecho que el Gran Premio de Países Bajos se convierta en uno de los favoritos de los pilotos, incluso después de una sola carrera.

Kimi Raikkonen, Alfa Romeo Racing

Kimi Raikkonen, Alfa Romeo Racing

Photo by: Jerry Andre / Motorsport Images

9. El COVID-19 positivo de Raikkonen nos recuerda el riesgo que corren los pilotos de F1

En un fin de semana que comenzó con la noticia del retiro de Kimi Raikkonen al final de la temporada y con tantos maravillosos homenajes de sus pares, fue una pena no ver correr al Iceman.

El sábado por la mañana se conoció que había dado positivo en un test de COVID-19, por lo que Raikkonen quedó descartado para el fin de semana, lo que dejó el camino para que Robert Kubica hiciera su regreso a la F1 como piloto de reserva de Alfa Romeo.

A Kubica le fue bien, terminando 15º -un resultado que sólo mejoró una vez en su temporada con Williams en 2019- a pesar de tener poco tiempo para ponerse al día en un circuito desafiante, proporcionando una bonita historia para la F1 dada la popularidad del polaco.

Pero el positivo de Raikkonen a pesar de estar doblemente vacunado es un recordatorio de los riesgos a los que se enfrentan los pilotos de la F1 en este momento. Incluso si son asintomáticos, una prueba positiva podría tener un gran impacto en su temporada si se ven obligados a perderse una carrera, especialmente para los protagonistas por el campeonato.

Esto no quiere decir que Raikkonen no haya tomado las precauciones necesarias. Se aisló inmediatamente a pesar de que la ley neerlandesa no lo obliga a hacerlo, y se movió para proteger a los demás miembros de su equipo. Pero incluso cuando hacen todo lo posible para protegerse, un test positivo puede tener un gran impacto.

Alexander Albon, Red Bull Racing

Alexander Albon, Red Bull Racing

Photo by: Red Bull Content Pool

10. Red Bull se enfrenta a un dilema sobre qué hacer con Albon

Mientras el mercado de pilotos se prepara para tener novedades esta semana con varios anuncios, como el de Bottas a Alfa Romeo, los movimientos entran en su recta final.

Ahora que se conoce dónde estará Bottas en 2022 y es inminente el anuncio de la llegada de George Russell a Mercedes, gran parte de la intriga de los últimos días ha rodeado el futuro de dos pilotos que no están en la parrilla de la F1 en este momento.

Alexander Albon y Nyck de Vries están buscando asientos para el año que viene, y parece que lo más probable es que ocupen lugares en Alfa Romeo y Williams.

Pero Red Bull se enfrenta a un dilema con Albon. El equipo ha dejado claro que su preferencia es colocarlo en Williams para la próxima temporada, pero el obstáculo es el hecho de que es un equipo cliente de Mercedes.

Toto Wolff ha dicho que Mercedes estaría encantada de trabajar con Albon en Williams, siempre y cuando Red Bull liberara a Albon de su contrato con ellos. Pero parece poco probable que Red Bull quiera renunciar a Albon después de toda la inversión que ha hecho en su carrera y la evidente contribución que ha seguido haciendo con el equipo.

Red Bull debe decidir si prefiere perder a Albon para que consiga el asiento de Williams, o si prefiere que se vaya a Alfa Romeo para mantener esos vínculos. Optar por esto último también abriría un asiento para de Vries, campeón de la Fórmula E con Mercedes, en Williams, que ahora tiene el poder en el mercado de pilotos y puede ver qué ofertas le llegan, sin prisa por tomar ninguna decisión.

El inicio del GP de Países Bajos 2021.

El inicio del GP de Países Bajos 2021.

Photo by: Jerry Andre / Motorsport Images

compartidos
comentarios

Related video

"Bottas merecía seguir en Mercedes", dice Wolff

Artículo previo

"Bottas merecía seguir en Mercedes", dice Wolff

Artículo siguiente

Cuando Red Bull quiso a Raikkonen como compañero de Vettel

Cuando Red Bull quiso a Raikkonen como compañero de Vettel
Mostrar comentarios