Fórmula 1 GP de Australia

El GP de Australia, en problemas con la FIA por la seguridad

El promotor del Gran Premio de Australia ha infringido gravemente los protocolos de seguridad y las medidas de protección de la FIA después de que aficionados a la Fórmula 1 invadieran la pista antes de que la carrera hubiera terminado.

En una medida inusual, The Australian Grand Prix Corporation, compañía que organiza la carrera en Melbourne, fue citada formalmente ante los comisarios tras la conclusión de una caótica tercera ronda del campeonato del mundo de 2023 que fue detenida con bandera roja en tres ocasiones.

Una cuarta bandera roja se mostró después de que el Red Bull de Max Verstappen tomara la bandera a cuadro luego de que "un numeroso grupo de espectadores lograra romper las líneas de seguridad y accediera a la pista mientras la carrera aún estaba en curso", según la explicación de la FIA.

Además, los aficionados pudieron acercarse al Haas varado de Nico Hulkenberg, que aparcó a la salida de la curva 2 tras terminar séptimo, y que, según los comisarios, "todavía tenía la luz roja intermitente (es decir, el coche estaba en condiciones inseguras con posible descarga eléctrica".

Aficionados al final de la carrera

Aficionados al final de la carrera

Photo by: Lionel Ng / Motorsport Images

Los comisarios consideraron que los organizadores del evento habían infringido el artículo 12.2.1.h del Código Deportivo Internacional de la FIA y han solicitado que el promotor "presente urgentemente un plan formal de reparación a la FIA".

Los comisarios declararon que "las medidas de seguridad y los protocolos que se esperaban para el evento no se aplicaron, lo que provocó un entorno inseguro para los espectadores, los pilotos y los oficiales de carrera" y afirmaron que el asunto se remitiría al Consejo Mundial del Deporte Motor "para una investigación más exhaustiva a fin de determinar si es necesario tomar medidas adicionales o aplicar sanciones más allá del plan de reparación".

Esta situación llega después de que los espectadores entraran en el circuito en la vuelta de enfriamiento tras el Gran Premio de Australia de 2017.

La investigación de la AGPC, que tendrá en cuenta los protocolos existentes para examinar cómo se produjo la invasión en la pista y los aficionados pudieron acceder al coche de Hulkenberg mientras se encontraba en un estado inseguro, será revisada por la FIA y se llevará a cabo en consulta con la policía regional.

El promotor solicitó que se le conceda hasta el 30 de junio de 2023 para llevar a cabo su investigación, aunque los comisarios afirmaron que esto tendrá que ser aprobado por la FIA.


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Los comisarios de la F1 rechazan la protesta de Haas en Australia
Artículo siguiente Red Bull aún no aclara qué pasó con Checo Pérez en Australia

Top Comments

¿No hay comentarios. Por qué no escribes uno?

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol