La F1 no descarta en 2030 considerar otros motores más ruidosos

El CEO de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, ha revelado que está abierto a considerar reglas de motor diferentes a partir de 2030 en un intento por ofrecer más ruido a los aficionados.

Detalle del motor del Ferrari F1-75

Foto de: Giorgio Piola

Contenido Prime Motorsport.com

El mejor contenido de Motorsport.com Prime, a través de nuestro servicio de suscripción.

Mientras los jefes de la F1 y la FIA están a punto de finalizar el reglamento de chasis y unidades de potencia para 2026 en las próximas semanas, la atención ya se ha desplazado a la siguiente era del reglamento.

Y en lo que podría ser un cambio drástico de enfoque para la F1 después de lo que para entonces habrán sido más de 15 años de motores turbo-híbridos, Domenicali ha insinuado que una opción podría ser abandonar por completo el concepto actual.

Esa posibilidad forma parte de un renovado esfuerzo por hacer que los motores de F1 sean más ruidosos.

Desde que los turbo híbridos llegaron en 2014, ha habido quejas sobre la falta de ruido en comparación con los antiguos V8.

Y aunque se han vuelto más ruidosos, y se esperaba un gran paso para 2026, está claro que aún no están al nivel que la F1 desea.

La Fórmula 1 podría estudiar una serie de opciones -que podrían incluir nuevas tecnologías o incluso volver a los V8 de la vieja escuela- para encontrar una solución que se adapte a las necesidades de la categoría.

En declaraciones a algunos medios de comunicación, entre ellos la edición italiana de Motorsport.com, antes del Gran Premio de Emilia Romagna, Domenicali subrayó su deseo de que la F1 vuelva a tener motores ruidosos.

Y continuó sugiriendo que, si el cambio de la F1 a la utilización de combustibles totalmente sostenibles para 2026 tiene éxito, entonces abandonar los híbridos en favor de una nueva dirección podría ser algo que plantearse.

"Tan pronto como se defina el reglamento de 2026, empezaremos a pensar en los siguientes pasos, como el motor de 2030", dijo Domenicali.

"Es una consideración personal mía, aún no compartida con los equipos, aunque lo hayamos hablado con la FIA, que si los combustibles sostenibles funcionan, tendremos que evaluar cuidadosamente si continuar con la tecnología híbrida o si habrá mejores soluciones disponibles".

Stefano Domenicali

Stefano Domenicali

Photo by: Erik Junius

¿Vuelta a los V8? 

Aunque Domenicali no ofreció detalles sobre cuáles podrían ser las opciones alternativas, en los últimos años se ha sugerido en numerosas ocasiones que si la F1 triunfa con el combustible totalmente sostenible, se eliminaría el argumento medioambiental en contra de tener los populares motores V8.

Un paso en esa dirección también ayudaría a reducir el peso de los coches, un tema que ha cobrado cada vez más importancia en los últimos años.

El año pasado, el campeón del mundo Max Verstappen esbozó su visión soñada de lo que debería ser la F1 e incluía un cambio a los V8.

"Sin duda me desharía del híbrido", dijo. "Creo que todo el tiempo, cuando vuelvo a subirme a un V8, siempre me sorprende lo suave que es el motor".

"La velocidad punta es lenta comparada con lo que tenemos ahora, pero es sólo la recogida del motor, y el par".

"Es tan suave todo el proceso de entrega, las reducciones y las subidas. Es mucho más natural que lo que tenemos".

El progreso de 2026

Domenicali también ofreció una actualización sobre el progreso del reglamento de 2026, que sugiere que estará listo mucho antes de la fecha límite del 30 de junio.

"En las últimas semanas se ha producido una alineación entre las distintas partes implicadas, y la publicación del reglamento de 2026 debería tener lugar el 1 de junio", dijo.

"La FIA explicará entonces los cambios, que son muchos".

"Y será importante aclararlo lo mejor posible, porque he leído una serie de interpretaciones que no se corresponden con lo que será el nuevo reglamento".

Aunque las nuevas reglas de los coches no se han ultimado, ya hay preocupación por ciertos compromisos a los que obliga la elección de los turbohíbridos.

Uno de ellos es el peso del coche, mientras que Domenicali reiteró que el ruido es fundamental.

"El punto más delicado, pero desgraciadamente necesario en este momento, está relacionado con el peso de los monoplazas", dijo.

"Al mantener la unidad de potencia híbrida también para 2026, es inevitable un aumento significativo del peso". 

"Si comparamos una predicción del monoplaza de 2026 con un coche de hace 10 años, podemos ver que el peso se ha convertido en un problema importante". 

"A todos los pilotos les gustaría tener coches más ligeros, y personalmente también me gustaría un sonido ligeramente mayor".

"En este último frente, estamos trabajando para intentar aumentar el número de decibelios".

"De la investigación que estamos llevando a cabo se desprende que todos los mercados, y todos los grupos de edad, quieren un mejor sonido, así como la energía y las vibraciones que sólo un determinado tipo (de motor) es capaz de transmitir cuando se está cerca de la pista".

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Williams renueva a Albon con un contrato multianual
Artículo siguiente ¿Es el nuevo contrato de Albon con Williams un voto de confianza o resignación?

Top Comments

¿No hay comentarios. Por qué no escribes uno?

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol