Análisis
Fórmula 1 GP de Hungría

Análisis: ¿El fiasco de Ferrari F1 en 2023 es técnico o humano?

Ferrari volvió a tener un fin de semana para el olvido en el Gran Premio de Hungría de Fórmula 1 y el desafío de Frederic Vasseur, jefe del equipo, es entender si el SF-23 ya no tiene margen de mejora o el personal de Maranello no sabe extraer su potencial.

Charles Leclerc, Ferrari SF-23, Carlos Sainz, Ferrari SF-23

Los malos resultados el equipo de Maranello, ¿son fruto de un problema técnico o humano? Ferrari debe hacerse algunas preguntas tras acabar el GP de Hungría con Charles Leclerc séptimo y Carlos Sainz octavo. La escudería tuvo una segunda mala actuación consecutiva tras Silverstone, y mientras que la pista inglesa no se adaptaba demasiado al SF-23, se suponía que el Hungaroring era el escenario ideal para el monoplaza italiano, hasta tal punto de que ni siquiera se mencionaba la pole position entre los objetivos de Maranello, ya que contaban con ella desde un principio.

Empezando por la actuación del fin de semana, es otra mancha más que se suma a una temporada plagada de malos resultados y pocas satisfacciones. Con todo, las simulaciones que habían preparado para el fin de semana en Hungría parecían positivas, pero entre el mundo virtual y la realidad del equipo Ferrari hay, evidentemente, demasiados... sueños que no coinciden con la cruda realidad.

Frederic Vasseur, Team Principal Ferrari

Frederic Vasseur, Team Principal Ferrari

Photo by: Alexander Trienitz / Motorsport Images

Vasseur parecía esta vez menos conciliador que de costumbre: "Si no lo hemos hecho bien, es que no lo hemos hecho bien". Pero el director del equipo, que actúa con el pragmatismo típico de los franceses, tiene que encontrar una respuesta a la pregunta inicial: si el problema es el SF-23, entonces no tiene sentido gastar dinero y energía en desarrollarlo, pudiendo dedicar todos los recursos al coche de 2024. No obstante, como sugiere Vasseur, si el coche rojo tiene un rendimiento que no se ha llegado a explotar por completo todavía, significa que son los miembros del equipo los que están equivocados, y que no entienden cómo configurar un monoplaza que permita a los pilotos dar lo mejor de sí mismos.

En ese caso, hay que meter mano al equipo humano para evitar que los problemas de hoy sean los mismos mañana. En Budapest volvimos a ver un error en la parada en boxes, el primero de 2023 debido a un problema con la pistola de la rueda trasera izquierda, la parada le costó a Charles Leclerc 9,7s, a los que se sumaron los cinco segundos de penalización que el monegasco se llevó por exceso de velocidad en la entrada al pit line. Incluso si obviásemos ese suceso dentro del contexto de la carrera, nos encontraríamos al monegasco solamente dos posiciones por delante y, desde luego, no habría motivos para alegrarse.

"No podemos permitirnos todos estos errores si queremos ser competitivos", declaró Vasseur. "El ritmo no era increíble, pero no estaba tan lejos del de Lewis [Hamilton]. En condiciones como estas no podemos cometer errores".

Eso es cierto, pero hay que recordar que el "ritmo" mostrado durante los stints fue (más o menos) el mismo que McLaren y Mercedes solo que en otro lado de la pista, lo que al final supone un resultado muy diferente y muchos menos puntos sumados.

Más de la Fórmula 1:
Carlos Sainz è dubbioso sul potenziale della Ferrari

Carlos Sainz è dubbioso sul potenziale della Ferrari

Photo by: Ferrari

Demos un paso atrás y volvamos a la clasificación del sábado. ¿Cómo es posible que dos Alfa Romeo, sin mejoras, se intercalasen entre el mejor Ferrari? Pero, ¿alguien en el equipo de Maranello se ha preguntado por qué Guanyu Zhou y Valtteri Bottas acabaron quinto y séptimo, con el SF-23 de Charles Leclerc metido entre ellos? Estamos hablando de coches con el mismo motor, y por lo tanto comparables en términos de chasis, suspensión y aerodinámica. Un equipo puntero contra su equipo cliente.

Y es aquí donde uno baja los brazos y se queda sin palabras. Porque la sensación es que el problema no solamente es aerodinámico, como se piensa, sino que también afecta al resto del monoplaza, que con demasiada frecuencia se considera competitivo. La mecánica, como demuestró Alfa Romeo, contó tanto en Hungría como la carga aerodinámica.

E incluso los nuevos neumáticos de Pirelli, introducidos precisamente en Silverstone para aumentar la resistencia después de que los Fórmula 1 actuales ya hubieran alcanzado en Australia la carga aerodinámica que se les suponía al final de la temporada, probablemente necesiten un enfoque ligeramente distinto al de antes para poder sacarles el máximo partido. ¿Es posible que un (mínimo) cambio reglamentario haga saltar por los aires el rompecabezas de Maranello? ¿Es posible que una modificación, en nuestra opinión obligada y necesaria por parte de Pirelli, no les favorezca y acabe costando algo a la Scuderia?

Charles Leclerc, Ferrari SF-23

Charles Leclerc, Ferrari SF-23

Photo by: Ferrari

¿Es posible que las rachas de viento hagan que el SF-23 sea inconducible? Los pilotos llevan quejándose de la inestabilidad del monoplaza cuando el viento aumenta desde principios de año, pero todavía no se ha encontrado el remedio adecuado al problema, porque la comunicación entre fábrica y la pista parece ser inexistente. Las simulaciones decían que el coche rojo podía aspirar a la pole position en Hungría pero, ¿cuál era el tiempo previsto por los de Maranello para estar delante? Y ¿qué diferencia había con el rendimiento mostrado por parte de Lewis Hamilton? Confiaban hasta tal punto en lograrlo, que Leclerc tuvo que recurrir a una sobreconducción con correcciones al final de la vuelta en la Q3, cuando los neumáticos ya estaban acabados y podría ser necesario gestionarlos. Pero si nadie se lo dice leyendo los datos, él se comporta como suele hacer, dándolo todo.

"Teníamos las simulaciones de nuestro coche", dijo Leclerc. "Sabíamos que podíamos ser un poco mejores en pistas como Hungaroring, pero no tenemos los datos de los otros coches y algunos de ellos eran incluso mejores que nosotros...".

Es evidente que hay una problemática recurrente en el Departamento de Carreras. Mientras haya algo que hacer según el plan marcado, todo va bien, pero en cuanto algo cambia en la hoja de ruta marcada por el equipo, es la crisis. Ese no es un enfoque de la F1. Así que es imposible pensar en volver a ganar.

En el cara a cara (la entrevista que tuvimos) con Vasseur en Maranello tuvimos la sensación de que el equipo está en una fase de transición, y es probable que ya se hayan tomado medidas para paliar esta situación, pero el panorama de hoy es desolador porque pone de manifiesto la debilidad de figuras que no pueden hacer frente al compromiso al que están llamadas. Actuar con miedo a cometer errores solo lleva a cubrirse las espaldas. Y si salvar el puesto de trabajo es la prioridad, las opciones conservadoras, y no las valientes, serán la base en las decisiones de la escudería.

El mayor error que se puede cometer es meter todo en el mismo saco. Por supuesto que no hay que tirar todo, de hecho hay cosas muy buenas, pero no se notan. Vasseur tiene que deshacerse de las ideas preconcebidas en la forma de pensar y actuar de varias de las personas importantes dentro de la estructura del equipo, ya que, como se está demostrando, no son las óptimas para obtener resultados. Loic Serra, director de rendimiento de Mercedes, traerá aire fresco e ideas nuevas para el coche rojo de 2025, ya que el francés tendrá que lidiar con una larga lista de cambios que aún no han empezado.

Enrico Cardile, que mientras tanto recibirá los galones de director técnico, no puede quedarse solo en esta delicada fase: el proyecto Ferrari del año que viene está empezando y necesita refuerzos. Entre otras cosas, porque la temporada 2023 solo está a medio camino...


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Verstappen cree que perder la pole lo ayudó el domingo en Hungría
Artículo siguiente La FIA no se deja apurar en su investigación del tope de gastos en F1

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol