Ferrari no planea actualizaciones importantes para Bahréin

La Scuderia Ferrari todavía no planea actualizaciones importantes para el F1-75 que Carlos Sainz y Charles Leclerc pilotarán en la F1 de 2022.

Ferrari no planea actualizaciones importantes para Bahréin

En el pasado, cuando había varias semanas de pruebas de pretemporada, la mayoría de equipos apostaban por una estrategia de trabajo diferente. En las primeras jornadas, su monoplaza era básicamente su primer punto de partida, mientras que para las segundas pruebas llevaban actualizaciones bastante importantes.

Este año y debido al gran cambio que ha sufrido el reglamento técnico de la categoría, la Fórmula 1 decidió regresar a un formato de pretemporada divido en dos sesiones diferentes, ambas de tres días, por lo que algunos equipos como Mercedes y Red Bull y han confirmado actualizaciones significativas para los segundos test en Bahrein. 

De hecho y según algunos rumores, algunas de las soluciones que estos equipos llevarán a Sakhir ya han sido consideradas por la FIA como contrarias al espíritu de las nuevas reglas técnicas: en otras palabras, podrían ser prohibidas.

Mientras tanto, Ferrari, equipo que atrajo la gran mayoría de las miradas en el Circuito de Barcelona-Catalunya, parece que no tiene planificada ninguna mejora importante para segunda semanas de pruebas de pretemporada en el circuito de Sakhir, sede de la primera carrera de la temporada. 

En palabras del propio director de FerrariMattia Binotto, por el contrario, aseguró que lo que se vio del F1-75 de Carlos Sainz y Charles Leclerc en Barcelona será lo mismo que verá dentro de poco más de una semana en los últimos test de invierno (del 10 al 12 de marzo).

"Primero, necesitamos confirmar lo que ya hemos mostrado", dijo Binotto. "Todavía estamos lejos de ser el equipo más rápido de la parrilla. En las primeras pruebas, solo intentábamos entender el comportamiento del coche y aprender a sacarle el máximo provecho".

"Nuestro trabajo no solo se centró en la configuración, sino también en el hecho de que los pilotos pudiese aprender a controlar el nuevo monoplaza, intentando encontrar la velocidad máxima en él. No sé qué están preparando otros para entonces (las pruebas de Sakhir), pero nosotros continuaremos trabajando con la misma configuración", concluyó el suizo.

De esta forma, las sensaciones que el equipo de Maranello dejó en Barcelona podrían ser olvidadas en Bahrein si sus rivales directos dan un paso adelante y ellos se mantienen en la misma línea, no obstante, sí podrían presentar una gran actualización en el primer Gran Premio de Bahrein de la temporada, una pregunta que de momento rehúyen en la casa italiana. 

También lee:
compartidos

FIA sanciona a Rusia por invasión de Ucrania, pero no a sus pilotos

En Países Bajos dan por hecha la renovación de Verstappen