Fórmula 1 GP de Ciudad de México

Wolff: Mercedes solucionó su talón de Aquiles en el GP de México de F1

Mercedes ha encontrado una solución para el "talón de Aquiles" que aparecía en el Gran Premio de México a lo largo de los años, según el jefe del equipo de Fórmula 1, Toto Wolff.

Jerome d'Ambrosio, Director de Desarrollo de Pilotos, Mercedes-AMG, Toto Wolff, Director del Equipo y CEO, Mercedes-AMG, Esteban Guttierez, Piloto Reserva, Mercedes-AMG

Por segunda carrera consecutiva, Lewis Hamilton terminó como segundo en pista por detrás de Max Verstappen, aunque más tarde fue descalificado del GP de Estados Unidos por terminar con una tabla demasiado desgastada.

El fin de semana pasado, en Ciudad de México, remontó desde la sexta posición de la parrilla hasta quedar 14 segundos por detrás del ganador de Red Bull. Mientras tanto, su compañero de equipo George Russell ascendió dos puestos para clasificarse sexto.

Aunque los resultados de los titulares y el fuerte ritmo de carrera se deben a un suelo mejorado que se estrenó en Texas, Wolff reconoció que el rendimiento de México también podría atribuirse a un arreglo del motor.

Contó que la planta de High Performance Powertrains, con sede en Brixworth, había solucionado un problema persistente en el turbocompresor por el que le costaba respirar y se sobrecalentaba en el aire enrarecido a gran altitud, como en Ciudad de México.

"HPP ha hecho un trabajo fantástico en los últimos años, siempre ha sido nuestro talón de Aquiles, el turbo no respiraba lo suficientemente bien", dijo Wolff. 

"Eso está solucionado y es un fin de semana fuerte. Nuestra unidad de potencia era como las demás.

"No podría estar más orgulloso de lo que HPP ha conseguido con la unidad de potencia".

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

Foto: Mark Sutton / Motorsport Images

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

Wolff añadió que las temperaturas del motor se habían mantenido estables y que el esfuerzo de Hamilton por alejarse del remolque de los coches de delante consistió en encontrar aire más fresco para gestionar las pinzas de freno en su lugar.

En carrera, Hamilton y Russell se situaron 14º y 15º en las trampas de velocidad el pasado fin de semana. En comparación con 2022, cuando ocuparon los puestos 16º y 18º.

Wolff también consideró que el fin de semana mexicano, en el que se celebraron las tres sesiones de entrenamientos habituales en lugar del formato de sprint utilizado en EE.UU., había validado los beneficios del nuevo suelo. Aunque, señaló que el W14 tenía algunos defectos fundamentales que no se podían resolver con los desarrollos de la temporada.

El austriaco prosiguió: "Hemos visto que proporciona más carga aerodinámica, más manejabilidad. El coche es un poco menos complicado. Aún así, los genes están ahí. Lewis me dijo: 'Sigue siendo muy difícil de conducir, aunque es más rápido'.

"Era importante si direccionalmente íbamos en la dirección correcta para el próximo año y parecía que íbamos por el buen camino.

"No hay que olvidar que el coche que hemos diseñado no tenía ese suelo, ese flujo de aire, esos sidepods, bordes de ataque y toda la decoración navideña..."

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Pirelli anuncia los compuestos para el GP de Las Vegas y Abu Dhabi
Artículo siguiente Lawson: Red Bull me quiere en la F1 en 2024

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol