Análisis

¿Puede la F1 salvar los motores de combustión?

La Fórmula 1 se encuentra en un momento único mientras se prepara para una normativa que podría definir los coches que conduciremos en el futuro.

Charles Leclerc, Ferrari SF-23, echa chispas

Con Audi y Honda engrosando las filas de la F1 al comprometerse con la normativa sobre motores turbohíbridos alimentados de forma sostenible a partir de 2026, la importancia de lo que está ocurriendo va mucho más allá del espectáculo de tener a seis fabricantes de coches enfrentados en la pista.

De hecho, hay un panorama global más amplio en juego que bien podría dictar el futuro de los motores de los coches de carretera.

Tras la reciente decisión de Honda de dar un giro de 180 grados, no tardaron en surgir algunos mensajes clave sobre hacia dónde se dirige la F1 y lo que significa para los vehículos que vemos en las carreteras todos los días.

En palabras de Christian Horner, jefe del equipo Red Bull Racing: "Para mí, demuestra que el motor de combustión aún no ha muerto y que todavía hay vida en la combustión".

"Obviamente, cuando se retiraron (Honda) fue por la electrificación. Y creo que quizás con los combustibles sostenibles y las emisiones cero, además de la ruta que sigue la Fórmula 1 para 2026, la combustión volvió a ser relevante para ellos."

Evolución en la UE

Después de muchos años en los que los gobiernos han llevado a los fabricantes de automóviles y al público por un camino en el que se imponía un futuro totalmente eléctrico, el panorama ha ido cambiando en los últimos meses.

Si antes parecía que la prohibición europea de vender coches nuevos de gasolina y diésel a partir de 2035 marcaría el fin del motor de combustión interna, ahora las cosas no están tan claras.

A lo largo de la tramitación parlamentaria de la normativa europea, se han ido haciendo concesiones para obtener la aprobación necesaria de los distintos gobiernos.

Así, además de que los fabricantes de automóviles de bajo volumen pueden seguir vendiendo motores tradicionales, el gobierno alemán ha intervenido para garantizar una exención a los motores alimentados con e-combustible neutro en carbono.

Esta medida ha llevado al Gobierno italiano a buscar exenciones para los biocombustibles.

Ahora, gracias en parte a la participación de representantes de la F1, como Stefano Domenicali, CEO de la categoría, en los debates europeos para educar mejor a los responsables de la toma de decisiones, parece estar calando el mensaje de una respuesta más meditada.

Stefano Domenicali, CEO, Formula 1, on the grid with dignitaries

Stefano Domenicali, Director General de la Fórmula 1, en la parrilla con dignatarios.

Foto: Mark Sutton / Motorsport Images

Hace poco, el G7 reunido en Japón dejó claro el futuro que veía para los coches de carretera, y era el de su electrificación, no sólo eléctrica, e incluyendo el uso de combustibles.

En una declaración en la que esbozaban sus compromisos, las naciones del G7 afirmaban que querían: "Alcanzar el 100% de vehículos electrificados en las ventas de turismos nuevos para 2035; promover la infraestructura asociada y los combustibles sostenibles neutros en carbono, incluidos los biocombustibles y los combustibles sintéticos sostenibles".

Asimismo, cada vez se es más consciente de la huella de carbono del ciclo de vida de los vehículos eléctricos frente a los híbridos y los coches tradicionales, lo que demuestra que no hay pruebas claras de que los eléctricos sean mucho mejores.

Esto no significa que los fabricantes de automóviles vayan a abandonar de repente la transición a la electricidad en favor de motores más tradicionales.

Pero parece que se está abriendo paso un enfoque más sensato de la política y una realidad creciente de que el motor de combustión tiene futuro, sobre todo si se puede alimentar con combustible neutro en carbono.

También lee:

Nuevas mentalidades

Incluso Honda, que hace tres años anunció que abandonaba la F1 debido a su cambio hacia los vehículos eléctricos, afirma que ahora tiene una mentalidad abierta sobre la futura dirección de los coches de carretera, aunque sus propios planes aún no hayan cambiado.

El mes pasado, cuando la compañía japonesa anunció su compromiso con Aston Martin para 2026, Toshihiro Mibe, consejero delegado de Honda, afirmó que su empresa no podía ignorar la probabilidad de que el motor de combustión siga existiendo durante algún tiempo.

"Vamos a avanzar hacia la electrificación y, de momento, no tenemos un plan sobre el e-combustible", dijo.

"Pero en 2035, o 2040, si me preguntan si los coches que circulan por las calles no pueden funcionar con combustibles, es inimaginable. Creo que tendremos que estar preparados para los e-combustibles y la demanda que pueda haber. Pero el e-combustible también tiene sus problemas, como los costos".

A Honda logo on a Red Bull engine cover

Un logotipo de Honda en la cubierta de un motor Red Bull

Foto: Zak Mauger / Motorsport Images

Esta mentalidad abierta es algo que Domenicali, como parte de la F1, lleva mucho tiempo pidiendo, ya que se siente molesto por lo que considera casi una "religión" por parte de los políticos, que consideran que la electricidad es la única respuesta para los coches de carretera neutros en carbono.

En declaraciones exclusivas a Motorsport.com, Domenicali afirmó: "Cuando se habla de electrificación, el enfoque que a mí personalmente no me gusta es este tipo de religión cuando se dice: 'de acuerdo, el mundo será totalmente eléctrico, y el motor de combustión interna es el diablo'".

"Este enfoque, personalmente, no me parece correcto ni acertado".

"El objetivo de ser sostenibles, en todas las cosas que estamos haciendo, es el correcto, pero como siempre en la vida, la transición es la clave del éxito. Si insistes en algo que no es realizable, es un error".

"Y básicamente es algo que no te ayudará a conseguir el objetivo mayor que todos quieren alcanzar".

Un futuro más realista

La F1 lleva mucho tiempo hablando de su creencia en un futuro en el que haya tanto motores eléctricos como de combustión sostenible en las carreteras, sin lugar para los combustibles fósiles.

Ahora mismo es difícil predecir con exactitud hasta dónde llegará la división entre el motor eléctrico y el de combustión.

Pero la medida en que la F1 impulse su tecnología híbrida y el desarrollo de combustibles sostenibles -tanto desde el punto de vista de la energía necesaria como del costo- será fundamental para definirlo.

Ésa es la razón por la que la F1 ha seguido el camino de los combustibles sostenibles, porque se trata de mejorar la tecnología a un ritmo que no se conseguiría si se dejara en manos de las fuerzas comerciales normales.

Domenicali añadió: "Cuando tomamos la decisión de apostar por la hibridación con combustible sostenible, dimos la oportunidad de intentar comprimir el tiempo de comercialización de una nueva tecnología que creemos que será esencial en el planteamiento de una futura descarbonización general del mundo".

"Hoy sabemos que, en términos de complejidad, la electrificación es enorme. Y por lo tanto, creo que la F1 ayudará con otra forma de llegar a este objetivo, de una manera mucho más eficiente".

Maintenance sign denoting that a car is fuelled in the Haas F1 garage

Cartel de mantenimiento que indica que un coche está repostando en el garaje de Haas F1.

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

"Si pensamos en la cantidad de coches, vehículos comerciales, camiones, barcos y aviones que hay, existe una demanda de energía que hace que no sea posible ir en una sola dirección".

"Creo que la razón por la que Honda ha vuelto, y también Audi y otros fabricantes han confirmado su presencia aquí es porque ven en la F1 una oportunidad para acelerar la sostenibilidad de una manera diferente".

"También es importante ver cómo todos los fabricantes de combustible han cambiado su enfoque de proveedor de combustible a proveedor de energía. Es una forma diferente que permitirá al mundo atacar el proyecto de sostenibilidad de una manera muy coherente".

Afrontar el reto

El presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem, afirma que su organismo rector tiene que dar un paso al frente ahora, ya que, en su opinión, existe el deber de tomar medidas y hacer lo mejor para el medio ambiente.

Destaca que las preocupaciones éticas sobre el uso de cobalto en algunas baterías demuestran que la electricidad no es la solución perfecta, mientras que también se sabe que la extracción de litio tiene sus propios inconvenientes medioambientales.

"A menos que nos pongamos a la cabeza, fracasará", declaró a Motorsport.com. "Me gustaría ver a la FIA como centro de certificación del combustible porque, como organismo rector del automovilismo deportivo en el mundo, somos neutrales, somos justos y se confía en nosotros".

"Pero creo que ahora hay sentido común para entender: ¿estamos llegando a lo que queremos o nos estamos precipitando (demasiado)?"

"Respeto a los gobiernos al decir 'vamos a ver'. Quiero decir, ¿podemos mantener el motor de combustión y alcanzar nuestros objetivos?"

"A quién le importa cómo lo hagamos, siempre que alcancemos (la neutralidad en carbono) de forma ética".

"Pero no hay más que ver el cobalto. Se necesita cobalto (para las baterías) y lo hemos estudiado: ¿dónde están las fuentes? Si nos fijamos en nuestra normativa, también tienen que proceder de fuentes éticas. Y luego tienen que volver a reciclarse".

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14, kicks up sparks

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14, echa chispas

Foto: Steven Tee / Motorsport Images

"Soy optimista y creo que podremos alcanzar (nuestros objetivos). El combustible sostenible es importante. La gente intentaba dejarlo de lado, pero ahora lo está utilizando. Así que creo que combinándolo con las compañías energéticas, y con los equipos y los fabricantes de equipos originales (OEM, en inglés), podemos llegar donde necesitamos".

La fuerza pionera de la F1

Tras décadas en las que la F1 modificaba periódicamente sus reglamentos para garantizar su relevancia en la carretera, ahora parece que podría liderar el camino y ayudar a establecer la agenda sobre lo que habrá en la carretera en los próximos años.

Y si la F1 consigue cambiar la mentalidad de que lo único que importa es un transporte neutro en carbono, sea cual sea su material, ¿por qué no puede contribuir a que el motor de combustión siga formando parte de nuestra vida cotidiana?

A la pregunta de si veía un futuro a largo plazo para el motor de combustión, Ben Sulayem respondió: "Sí, puedo. Pero hay un reto en el que todos tenemos que trabajar".

"Creo que algunos fabricantes se han relajado antes porque sólo había un proceso de combustible E5 y E10".

"Ahora hay una gran presión, pero no puedes hacerlo solo. La FIA, los OEM y los fabricantes son muy importantes. Es responsabilidad de todos juntos".

Ese reto, y las posibilidades que abre el rumbo de la F1, son claves para Domenicali.

"Pensar que el motor de combustión interna desaparecerá en 2035 es pensar que estamos rejuveneciendo: es imposible", dijo.

"Es un error decir eso, y está llevando por mal camino a la gente que no sigue de cerca este tema. Por eso creo que tenemos la responsabilidad de cumplir con nuestro deber en este tipo de temas".

"Nadie sabe cuál es el límite en el futuro, pero con el combustible sostenible, se puede argumentar que si se tiene un combustible totalmente sostenible, y se va a alcanzar el objetivo de cero emisiones del tubo de escape, ¿cuál es el beneficio de ir en otra dirección?".


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Hulkenberg dice que Haas F1 debe enfocarse en su ritmo de carrera
Artículo siguiente El entorno de Verstappen responde a afirmaciones de evasión fiscal

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol