Entrevista
Fórmula 1 GP de São Paulo

Sainz: Red Bull y McLaren estaban en otro planeta en Brasil

Carlos Sainz señaló que el resultado en Brasil era lo máximo que podían aspirar ante el ritmo de los Red Bull y McLaren.

No fue un día para recordar para Ferrari, que sólo regresó a Maranello con un sexto puesto que claramente no puede dejarle una sonrisa en la cara, debido también al problema experimentado por Charles Leclerc durante la vuelta de formación, que luego provocó el abandono del monegasco.

El único aspecto positivo es que el adversario más directo, Mercedes, encontró aún mayores dificultades, perdiendo importantes puntos frente al fabricante del Cavallino Rampante en la lucha por el campeonato de constructores.

El sexto puesto de Carlos Sainz no entusiasmó, pero ya la posición en la parrilla, es decir, el octavo lugar, presagiaba una carrera cuesta arriba para el español. Sin embargo, complicó aún más la carrera alguna dificultad con el desembrague, algo de lo que el madrileño ya se había quejado en otras carreras antes de la brasileña. En este caso, la frustración del ferrarista ya quedó patente tras la salida, cuando pidió a los ingenieros que hicieran una revisión a fondo de la unidad una vez de vuelta en Maranello para evitar que el problema se repitiera en el futuro.

En la primera salida, Sainz perdió inmediatamente posiciones con George Russell y Sergio Pérez, cayendo hasta la octava plaza. Incluso en la reanudación tras la bandera roja, el español no fue autor de un arranque brillante, aunque, al menos, logró mantener su octava posición intentando poner a Lance Stroll a tiro.

Con un grupo que se mantuvo compacto en los primeros compases debido al tren formado por Lewis Hamilton, las posiciones se mantuvieron esencialmente inalteradas, aunque el ferrarista estaba seguro de tener un ritmo potencialmente mejor de su lado que el Aston Martin.

Sainz all'inseguimento di Stroll

Foto: Mark Sutton / Motorsport Images

Sainz en persecución de Stroll

Durante la ronda de paradas en boxes, el equipo británico encubrió inmediatamente un potencial intento de undercut por parte de Ferrari llamando al canadiense de nuevo a boxes, lo que permitió a Sainz rodar en aire libre durante unas vueltas para alargar su primer stint lo máximo posible. Sin embargo, este tiempo extra en la pista blanda devolvió al español detrás de Esteban Ocon, mientras que la diferencia con Stroll había aumentado a casi cinco segundos.

Después de haber adelantado a los dos Mercedes, claramente con problemas con la gestión de los neumáticos como se pudo ver durante el sprint, el de Ferrari volvió a ir a por el canadiense del Aston Martin, pero sin conseguir completar su misión de alcanzarle. De hecho, el piloto de la escudería británica manejó muy bien la situación, logrando mantener una ventaja de más de cuatro segundos hasta el final de la segunda mitad de la carrera con el compuesto medio.

Ferrari incluso intentó acercarse anticipándose a la segunda parada con la que montó otro juego de neumáticos blandos, con lo que la diferencia volvió a rondar el segundo y medio. Sin embargo, una vez más, Stroll consiguió ampliar la diferencia hasta los ocho segundos finales bajo la bandera a cuadros.

Carlos Sainz, Ferrari SF-23

Foto de: Simon Galloway / Motorsport Images

Carlos Sainz, Ferrari SF-23

"Creo que ha sido una carrera que terminamos donde merecíamos. El Aston era un poco más rápido que nosotros, un poco como lo que pasó en Zandvoort. En un circuito con curvas más largas, con más degradación, el Aston parecía subir un poco el ritmo. McLaren y Red Bull están en otro planeta. Quizá con mejores salidas podríamos luchar con Stroll, pero tuvimos un problema con el embrague todo el fin de semana en las salidas", explicó Sainz, señalando cómo el SF-23, desde su punto de vista, tiene dificultades en cierto tipo de curvas.

Como suele ocurrir, Ferrari consigue ser más incisiva en clasificación, tapando algunas de sus debilidades con un compuesto más blando que proporciona más agarre, pero a la hora de gestionar los neumáticos en tandas largas es cuando afloran los límites: "Cuando vi esta pista, pensé que el coche de este año no iba a ser fácil. En clasificación conseguimos ser más o menos rápidos, en Q1 y Q2, pero luego en carrera, a lo largo de 71 vueltas, con este tipo de curvas, al final para los neumáticos y el equilibrio, es difícil para nosotros. Me ha recordado un poco a Zandvoort con este tipo de curvas, donde los Alpine iban bien y, al igual que en Holanda, Aston Martin subió al podio. Con el abandono de Charles hemos perdido una oportunidad de recortar puntos a Mercedes, pero la realidad es que esta semana no hemos sido rápidos", añadió el español.

 

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Norris: "Segundo es lo máximo que podíamos en Brasil"
Artículo siguiente Wolff: Brasil fue mi peor fin de semana dentro de la F1

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol