Fórmula 1 GP de Italia

Cómo Monza perdió un elemento icónico de cara a F1 2023

Los aficionados a la Fórmula 1 se habrán dado cuenta de que el circuito de Monza, que acoge este fin de semana el Gran Premio de Italia, tendrá un aspecto bastante diferente en 2023, sobre todo en las famosas curvas Lemso, por una triste razón.

Una señal sobre los daños causados por la tormenta a los árboles

Los imponentes árboles que solían empujar contra las rápidas curvas gemelas de derechas al principio del segundo sector se han reducido drásticamente, y la carrera echa en falta una zona casi similar a un túnel en la que la belleza natural se encontraba con la tecnología punta de las carreras. 

La zona que rodea la segunda chicane de la pista, la Variante della Roggia, también se ha visto sorprendentemente estéril este año, incluso cuando da a la larga recta que conduce a la chicane Ascari. 

Esto se debe a que hace sólo seis semanas, esta parte del norte de Italia se vio afectada por una serie de fuertes tormentas. 

Éstas fueron tan feroces que el viento derribó aproximadamente 10.000 árboles en el antiguo parque real de Monza, según la información recabada por Motorsport.com de los organizadores del evento. 

Dos tormentas en cuatro días, entre el 21 y el 24 de julio, causaron verdaderos estragos, con vientos de más de 100 km/h, muy por encima de la fuerza de un vendaval, y los árboles, una vez arrancados muchos de raíz, cayeron en un efecto dominó al chocar con otros cercanos.  

La caída de ramas y troncos también dañó gravemente las barreras de la pista de Monza, aunque la superficie asfaltada del circuito y sus bordillos no sufrieron daños. 

El personal de Monza, en colaboración con empleados del gobierno local, trabajó duro para retirar los escombros y reparar los daños en el tiempo que precedió al evento de este fin de semana y no ha provocado ninguna interrupción. 

The Woods at Lesmo

El bosque de Lesmo

Foto: GP2 Media Service

Hubo que retirar los árboles de muchas de las pasarelas y carreteras de acceso al circuito de Monza, aunque las zonas de aficionados más grandes, situadas en zonas de hierba más amplias, no se vieron afectadas. 

Stefano Domenicali, Director Ejecutivo de la F1, declaró antes del fin de semana del GP de Italia: "Tenemos que dar las gracias a los gestores del circuito porque, después de todos los daños causados a las estructuras por el mal tiempo en julio, se vieron inmersos en una carrera contrarreloj para poder garantizar las condiciones que permitieran llevar a cabo el fin de semana de la carrera".  

Y añadió: "No era obvio [que la carrera siguiera adelante]. Sabemos que en agosto no es fácil contar con las empresas [que suelen tener poco personal debido a las vacaciones], pero el esfuerzo fue considerable."  

El piloto de Alfa Romeo Valtteri Bottas dijo después de conducir por la pista en los entrenamientos del viernes que anteriormente "nunca recordaba haber visto esas montañas tan claramente, después de la recta principal" antes de que se hubieran derribado tantos árboles alrededor de la pista.  

"Visualmente parece un poco diferente", añadió. "Obviamente, cuando estás en una vuelta cronometrada, sólo miras la pista, pero sí, pude ver la diferencia. 

"Definitivamente es diferente. En la recta de atrás [por el complejo de Lesmo], todo parece un poco más abierto".  

Domenicali también dijo que los organizadores del evento de Monza van a llevar a cabo una serie de obras de mejora en la pista y el paddock de cara a la edición de 2024 del GP de Italia. 

Some of the 10,000 trees that have fallen at Monza

Algunos de los 10.000 árboles caídos en Monza

Foto: Simon Galloway

"En cuanto al futuro, me confirmaron que las obras de renovación necesarias en las instalaciones comenzarán después de que finalice el gran premio [de 2023]", dijo el ex jefe del equipo Ferrari

"Es un paso importante, porque el año que viene es necesario mostrar signos de mejora".  

"La historia de Monza está fuera de toda duda, pero también tenemos que estar a la altura de los tiempos en términos de servicios, que deben estar en consonancia con los precios que pagan los que vienen al autódromo".  

"En el próximo año tendremos ideas claras sobre el futuro".  

Esta es la segunda carrera de F1 de 2023 en Italia que se tiñe de tragedia, aunque en este caso sólo en términos de daños medioambientales, ya que nadie resultó herido en las tormentas que dañaron tantos árboles en el parque de Monza. 

En mayo, el evento de Imola tuvo que ser cancelado debido a las fuertes lluvias que causaron graves inundaciones en la región de Emilia-Romagna, donde al menos 15 personas murieron y decenas de miles fueron desplazadas. 

Stefano Domenicali, CEO, Formula 1

Stefano Domenicali, Director General de la Fórmula 1

Foto: Sin acreditar

Tras los daños de este verano, la organización del circuito de Monza se ha embarcado en un esfuerzo de replantación para reemplazar los árboles perdidos, al que se ha sumado Domenicali al inicio del evento de este fin de semana (foto de arriba). 

Pero como muchos de ellos tienen cientos de años, pasará mucho tiempo antes de que uno de los lugares más bellos del automovilismo vuelva a ser lo que era.

Información adicional de Roberto Chinchero y Jonathan Noble

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Marko explica las causas del accidente de Sergio Pérez en Monza
Artículo siguiente Así vivimos la clasificación del GP de Italia 2023

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol