Mercedes: No hay reparos en desechar el "rapidísimo" W14

Mercedes no tiene reparos en desechar su "rapidísimo" coche de Fórmula 1 W14 a finales de este año, porque sabe que vendrán cosas mejores con su monoplaza de 2024.

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14

Mercedes peleó por la victoria en Singapur el pasado fin de semana, ya que un golpe maestro de estrategia dio a George Russell y Lewis Hamilton la oportunidad de ser rivales de Carlos Sainz al final de la carrera. 

Aunque finalmente no lo consiguió, el potencial mostrado en el circuito de Marina Bay demostró que el equipo ha hecho grandes progresos en la mejora de su coche 2023 tras un difícil inicio de temporada. 

Hace doce meses, Mercedes se sintió alentada con la trayectoria de desarrollo de su W13 y, tras una victoria en Brasil, se sintió lo suficientemente segura como para seguir con su concepto de coche hasta este año, algo que resultó ser una elección equivocada. 

Pero aunque el W14 está cogiendo ritmo, el jefe del equipo Toto Wolff ha dicho que no hay duda de que el equipo se moverá en una dirección totalmente diferente para la próxima temporada, especialmente basándose en la buena respuesta que Mercedes está recibiendo de su desarrollo del W15 para 2024. 

"Tiraremos este a la papelera cuando sea realmente rápido y entonces nos embarcaremos en un nuevo viaje", dijo Wolff. 

"Creo que tenemos señales alentadoras desde el túnel de un coche equilibrado que va a estar más junto, y tenemos respuestas a nuestras preguntas. Así que estamos mirando los resultados con una perspectiva alentadora". 

 George Russell, Mercedes F1 W14

George Russell, Mercedes F1 W14

Foto: Steve Etherington / Motorsport Images

Uno de los problemas a los que se ha enfrentado Mercedes con el W14 es que puede ser bastante impredecible, tanto en términos de rendimiento cada fin de semana como en su comportamiento en pista. 

Wolff dijo que Mercedes todavía tiene mucho que aprender de él durante el resto de la temporada 2023, en su intento de conseguir al menos una victoria. 

"Esto sigue siendo para nosotros una caja de sorpresas", dijo. "Cada aprendizaje que tengamos este año va a ser valioso el año que viene - pero obviamente ya nadie está trabajando en los coches actuales". 

La imprevisibilidad del W14 es una de las razones por las que Wolff sospecha que el coche mejora a lo largo de cada fin de semana de carrera, porque sus pilotos tardan mucho en sentirse cómodos con su comportamiento.  

Hablando a principios de este mes sobre esta característica, Wolff dijo: "Creo que el coche sigue siendo tan sensible y difícil de poner a punto que necesitamos más sesiones para llegar a dominarlo.  

"Como [los pilotos] no sabemos lo que va a hacer el coche cuando giramos, es cuestión de ganar confianza en esas sesiones. Y cuanto más tiempo corremos, mejor lo hacemos, más podemos afinar las herramientas y eso ayuda". 

Mercedes llevará un paquete de mejoras al Gran Premio de Estados Unidos para intentar conseguir una victoria esta temporada. 

Más de la Fórmula 1:

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Suzuka apoya proyecto de las abejas de Vettel con cambios en la pista
Artículo siguiente El accidente de Stroll lanza dos advertencias de seguridad para FIA

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol