Evacúan personal de la F1 del circuito de Imola por inundaciones

Personal de la Fórmula 1 fue evacuado del Autodromo Enzo e Dino, sede del Gran Premio de Emilia Romagna, por la fuerte lluvia. y los peligros que conlleva.

Casas en el exterior de la pista de Imola

La alerta roja decretada desde el lunes por la noche para el norte de Italia, y más concretamente para la mayor parte de Emilia Romagna, sede del Gran Premio de Fórmula 1, ha pasado desgraciadamente a la acción. El sistema de bajas presiones que atraviesa la región - el segundo violento en diez días - ha empezado a causar daños, principalmente debido a las fuertes lluvias caídas.

En concreto, el aviso indicaba que se esperaba que cayera una gran cantidad de agua el martes y el miércoles en una zona en cuyo centro se encuentra Imola y, por tanto, el Autodromo Enzo e Dino Ferrari, donde está previsto que se celebre el Gran Premio de Emilia Romagna a finales de semana.

Como estaba previsto, la zona no se salvó y el nivel del agua empezó a subir. Durante el día, el río Santerno se desbordó en Imola, mientras que varios municipios también se vieron afectados por las inundaciones. El nivel de alerta se había alcanzado a las 13.30 horas, según los medios de comunicación locales.

 

Lógicamente, el circuito fue evacuado, en primer lugar por precaución, pero también porque el peligro se había acercado claramente. Varios testimonios y vídeos tomados in situ dan fe de ello. Se ordenó a todo el personal presente en el lugar que abandonara las instalaciones con calma en los 45 minutos siguientes a la petición de evacuación. Los miembros de los equipos ya presentes para preparar el Gran Premio están evidentemente preocupados, pero la evacuación también se ha hecho extensiva al personal de seguridad.

La alerta roja provocada el lunes por la noche por Protección Civil se prolonga hasta el miércoles, jornada en la que todavía se esperan lluvias. Las autoridades deben actualizar su boletín de acuerdo con la evolución de la situación y las previsiones.

El resto de la semana podría ser más tranquilo en cuanto al clima, aunque la lluvia podría seguir presente durante el fin de semana. En esta etapa, la Fórmula 1 y la FIA no han planteado la posibilidad de que el evento se cancele en absoluto, pero aún no está claro qué tan alto subirán las aguas en Imola, así como el alcance de los daños materiales una vez que lo hagan. 

Más de la Fórmula 1:
Artículo previo Leclerc: Vasseur comenzará ahora los cambios en Ferrari
Artículo siguiente Cómo la prueba de neumáticos en Imola podría mejorar la F1

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol