Ahorro de neumáticos en F1: ¿Qué es, cómo se hace y por qué?

El ahorro de neumáticos puede ser un gran tema en la Fórmula 1, pero ¿qué es, por qué lo hacen los pilotos y cómo ahorran sus neumáticos? Descúbrelo todo aquí.

Alex Albon, Williams FW45, persigue al pelotón en la salida

Si crees que el tema de los neumáticos es aburrido, piénsalo otra vez. Es uno de los factores más cruciales en el rendimiento de la F1 y los equipos pasan horas de cada fin de semana de carrera analizando las temperaturas, las presiones y los índices de desgaste por el enorme efecto que tienen en el resultado final.

Algunos pilotos, como Sergio Pérez y Carlos Sainz, son aclamados por ser capaces de hacer que un solo juego de neumáticos dure una eternidad, mientras que otros pilotos parecen sufrir un deterioro mucho más rápido. Del mismo modo, algunos coches son más duros con los neumáticos que otros.

En última instancia, la clave para una buena conservación de los neumáticos es una buena puesta a punto y una buena gestión de los neumáticos, y los que pueden hacerlo bien en la F1 tienen una gran ventaja.

Oscar Piastri, McLaren MCL60, Carlos Sainz, Ferrari SF-23, George Russell, Mercedes F1 W14, Lando Norris, McLaren MCL60, Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, the rest of the field on the opening lap of the Sprint race

Foto: Sam Bloxham / Motorsport Images

Oscar Piastri, McLaren MCL60, Carlos Sainz, Ferrari SF-23, George Russell, Mercedes F1 W14, Lando Norris, McLaren MCL60, Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, el resto de la parrilla en la primera vuelta de la carrera Sprint.

¿Qué es el ahorro de neumáticos en la F1?

El ahorro de neumáticos consiste en gestionar el desgaste y la degradación del neumático para maximizar su vida útil y ofrecer las máximas opciones a la hora de elegir la estrategia.

Tanto en clasificación como en carrera, es crucial conseguir que los neumáticos alcancen su temperatura óptima de funcionamiento lo antes posible. Si están demasiado fríos, resbalarán, patinarán y se desgastarán rápidamente; si están demasiado calientes, podrían ampollarse, incluso antes de terminar una sola vuelta.

Por eso, los pilotos no sólo se centran en conseguir el mejor tiempo, sino que también deben asegurarse de que la búsqueda del rendimiento no deteriore sus neumáticos demasiado rápido. De lo contrario, se quejarán de falta de agarre y tendrán que volver rápidamente a boxes a por gomas nuevas.

Worn tyres

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Neumáticos desgastados

¿Qué hace que un neumático se degrade y se desgaste?

El rendimiento de un neumático se ve afectado por dos aspectos únicos del deterioro: la degradación y el desgaste. La degradación del neumático es el efecto de la temperatura en el compuesto, mientras que el desgaste es el deterioro de la superficie del neumático por el contacto con la pista.

Si la temperatura del neumático sube demasiado, el compuesto puede romperse más rápidamente y eso puede alterar su capacidad de agarre a la superficie. Del mismo modo, si la temperatura es baja, el neumático puede deslizarse más por la superficie de la pista y desgastarse como lo hace la madera con el papel de lija.

Son muchos los factores que pueden influir en el deterioro de un neumático. Algunos pueden controlarse, otros deben superarse, pero todos se combinan para crear un reto extremadamente complejo para los ingenieros y los pilotos. Los principales son...

Trazado de la pista
El tipo de curvas puede influir mucho en la carga del neumático y, por tanto, en su deterioro. Las curvas de alta velocidad, sobre todo las eses, implican una gran transferencia de energía y pueden calentar rápidamente los neumáticos, mientras que las horquillas lentas pueden provocar un mayor deslizamiento de los neumáticos.

Superficie de la pista
Las pistas se fabrican con distintos materiales y algunas son lisas como un billar, mientras que otras son ásperas, como diferentes grados de papel de lija. Suzuka, por ejemplo, es especialmente duro para los neumáticos debido a su superficie de alta abrasión y a la gran cantidad de curvas de alta energía.

Condiciones meteorológicas
Es probable que una pista fría provoque más desgaste, mientras que una calurosa, más degradación. Para proteger los neumáticos del calor extremo en Qatar, se impuso una duración máxima de los stint.

Elección de neumáticos
Los equipos tienen tres tipos de neumáticos para elegir en un fin de semana de carrera y deben utilizar dos tipos diferentes durante la carrera, por lo que el deterioro es un factor importante en la estrategia.

Puesta a punto del coche
La puesta a punto de un coche puede afectar drásticamente a las fuerzas de los neumáticos. Diferentes factores incluyen la configuración de la suspensión, la altura de conducción, el centro de gravedad, la carga aerodinámica y el equilibrio de los frenos.

Estilo de conducción
Conducir de forma agresiva aumenta la temperatura de los neumáticos y puede hacer que patinen. Bloquear una rueda puede provocar un pinchazo, lo que genera horribles vibraciones y contribuye a su deterioro.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, makes a pit stop

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

Max Verstappen, Red Bull Racing RB19, hace una parada en boxes

¿Por qué algunos neumáticos se degradan y desgastan más rápido?

Los neumáticos utilizados en la F1 varían en construcción y compuesto, y eso afecta a cómo se deterioran durante una carrera.

Hay cinco neumáticos diferentes en la gama actual de Pirelli, desde el más duro, el C0, hasta el más blando, el C5. El C0 se utiliza en circuitos en los que los neumáticos consumen más energía, ya que aunque ofrecen menos rendimiento pueden rodar durante largos stints; el C5 es mejor para circuitos lentos en los que se requiere el máximo agarre mecánico, pero es propenso a un gran desgaste y degradación.

Antes de cada fin de semana de carreras, Pirelli seleccionará tres de los cinco compuestos disponibles como las opciones de neumáticos para el fin de semana de carreras - marcándolos como rojo (blando), amarillo (medio) y blanco (duro). Suelen ser consecutivos en la gama, por ejemplo C0/C1/C2, C1/C2/C3, C2/C3/C4 o C3/C4/C5.

¿Por qué los pilotos ahorran en los neumáticos?

El factor fundamental que explica la necesidad de ahorrar neumáticos es la estrategia de carrera. Durante un fin de semana de carreras, los equipos analizarán los datos de rendimiento para determinar la estrategia definitiva de paradas en boxes para la carrera. Definirán el número de paradas y cuándo las harán, basándose en modelos informáticos que utilizan datos reales para predecir la degradación de los neumáticos vuelta a vuelta.

Para lograr la estrategia óptima, el piloto debe ajustarse a esos modelos de degradación de los neumáticos. Si los neumáticos se desgastan demasiado rápido, los tiempos por vuelta se ralentizarán y se saldrán rápidamente de esa ventana ideal. Eso podría costarles posiciones, podios y puntos.

El objetivo es equilibrar los tiempos por vuelta y el deterioro de los neumáticos, y los ingenieros del equipo analizan constantemente los datos y reelaboran los modelos para tener en cuenta lo que ocurre vuelta a vuelta. Estos mensajes se transmiten a los pilotos, indicándoles que aceleren o que cuiden más sus neumáticos.

Algunos equipos lo hacen mejor que otros. Red Bull, por ejemplo, tiene un gran equipo de estrategas que trabajan con los datos y un par de pilotos que son muy buenos gestionando el ritmo de carrera. También tienen un coche excepcional, lo que ayuda mucho. Por el contrario, Haas suele tener un gran potencial de ritmo de carrera, pero a menudo consume sus neumáticos, lo que reduce sus opciones estratégicas.

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14, Valtteri Bottas, Alfa Romeo C43

Foto: Zak Mauger / Motorsport Images

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14, Valtteri Bottas, Alfa Romeo C43

¿Cómo ahorran neumáticos los pilotos de F1?

Los coches de F1 están equipados con multitud de sensores que controlan continuamente el estado de los neumáticos. Entre ellos se incluyen sensores de presión, sensores de temperatura y cámaras de imagen térmica. Todos estos datos ayudan al equipo a analizar lo que está sucediendo y a orientar al piloto sobre cómo gestionar la carrera.

Para mantener un neumático en buen estado, el piloto debe ser "amable" con él. Si lo trata con suavidad, durará más; si lo hace con agresividad, se sobrecalentará rápidamente. Algunos de los factores que pueden ayudar a reducir el deterioro son:

Selección de neumáticos
Elegir el neumático correcto para las condiciones en primer lugar es esencial. Se trata de recopilar y comprender los datos de los entrenamientos para predecir cómo se comportarán los neumáticos y, a continuación, elegir los neumáticos y la estrategia adecuados para maximizar el potencial del coche. Un equipo, por ejemplo, puede preferir un sistema de tres paradas con dos blandos y un medio, mientras que otro puede ir mejor con un sistema de dos paradas con blando y luego duro.

Temperatura de los neumáticos
Los equipos utilizan mantas para calentar los neumáticos en la ventana adecuada de la parrilla y, en la vuelta de formación, los pilotos suelen hacer girar las ruedas traseras para aumentar su temperatura antes de la salida. Durante la carrera, los neumáticos se guardan en bastidores en el garaje, con cubiertas eléctricas envolventes gestionadas cuidadosamente a una temperatura específica hasta que es necesario utilizarlos. Si hay un coche de seguridad, se verá a los pilotos zigzagueando en la pista antes de la reanudación, ya que la fricción del rápido movimiento de viraje hace que los neumáticos recuperen rápidamente la temperatura.

Configuración del coche
Los pilotos pueden modificar ajustes como la inclinación de los frenos en el coche para ayudar a reducir el desgaste de los neumáticos o mejorar su calentamiento, mientras que los equipos también pueden cambiar los ajustes mecánicos y aerodinámicos durante las paradas en boxes, y estos pequeños ajustes a veces pueden tener un efecto importante. Por ejemplo, cambiar la inclinación de los frenos de atrás hacia delante reducirá los efectos del calentamiento en los neumáticos traseros, ayudando a prolongar su vida útil; añadir más alerón delantero creará más agarre en los neumáticos delanteros, lo que puede reducir el desgaste si los neumáticos patinan y el coche subvira.

Utilizar todo el circuito
Hay una trazada óptima para cada curva, pero si se cambia un punto de frenada, se modifica un punto de entrada en curva o se llega al vértice de forma diferente, los pilotos pueden mantener el ritmo en la curva pero reducir el trabajo realizado en el neumático. Reducir las fuerzas de frenado, aceleración y paso por curva que pasan por el neumático es una parte fundamental de la gestión de los neumáticos.

Levantar y frenar
Levantar y frenar a baja velocidad reduce el calor de los frenos y, por lo tanto, significa que entra menos calor en los neumáticos. Del mismo modo, tomar una curva con suavidad, en lugar de salir del vértice con potencia, también es más suave para los neumáticos. Evidentemente, también reduce la velocidad a la que el coche vuelve a la recta, pero en determinadas circunstancias es un precio que merece la pena pagar.

Entradas más suaves
Un estilo de conducción suave es una parte esencial para ahorrar neumáticos y dejar que el coche fluya y bajar suavemente la potencia al salir de una curva hará que el neumático lo pase mucho mejor. Si un piloto gira y ajusta el ángulo de dirección de forma agresiva, los neumáticos se moverán más y sufrirán más daños. Del mismo modo, si un conductor pisa el acelerador con agresividad y hace girar las ruedas, dañará más el neumático, por lo que una aplicación más suave del acelerador limitará el giro del neumático, reduciendo el desgaste innecesario de los neumáticos.

George Russell, Mercedes F1 W14, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14, Lando Norris, McLaren MCL60, the remainder of the field at the start

Foto: Steve Etherington / Motorsport Images

George Russell, Mercedes F1 W14, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W14, Lando Norris, McLaren MCL60, el resto de los participantes en la salida.

¿Otras series tienen que ahorrar neumáticos?

Las diferentes series tienen diferentes enfoques con respecto a los neumáticos, lo que afecta a su desgaste y a la importancia de ahorrar neumáticos.

En la Fórmula E, por ejemplo, los coches utilizan neumáticos de carretera y la degradación se elimina de la ecuación. Rara vez se menciona el desgaste de los neumáticos, ya que la estrategia se centra más en el porcentaje de potencia de la batería al final de la carrera, siendo la conservación de la energía el factor clave.

La IndyCar y el DTM experimentan problemas de desgaste y degradación similares a los de la F1, pero no tienen mantas de neumáticos de las que beneficiarse. Por su parte, MotoGP monta neumáticos asimétricos, lo que ayuda a reducir el desgaste cuando los circuitos tienen más curvas de una determinada dirección.

Cuidar los neumáticos

Aunque el cuidado de los neumáticos en la F1 es siempre un tema candente, muy pocos aficionados a la F1 prestan realmente atención a los neumáticos de sus propios coches, y puede salirles caro. Los neumáticos de carretera poco inflados causan problemas de maniobrabilidad y rendimiento, y además cuestan a los conductores británicos 1.000 millones de libras al año en pérdidas de eficiencia de combustible.

¿Cuándo fue la última vez que revisó sus neumáticos? Para ayudarte, Esso ha unido fuerzas con Kwik Fit para ofrecer revisiones gratuitas de neumáticos en 25 gasolineras de todo el Reino Unido del 16 al 27 de octubre. Incluso regalarán premios para animarte.

Para saber dónde está tu punto de venta más cercano, visita la página web de Esso: https://www.esso.co.uk/en-gb/tyrepressure

Be part of Motorsport community

Join the conversation
Artículo previo Haas revela su gran actualización para el GP de Estados Unidos de F1
Artículo siguiente Ricciardo explica por qué su recuperación fue más dura de lo esperado

Top Comments

Sign up for free

  • Get quick access to your favorite articles

  • Manage alerts on breaking news and favorite drivers

  • Make your voice heard with article commenting.

Motorsport prime

Discover premium content
Suscríbete

Edición

Espanol Espanol