Domenicali: El radar de la F1 no avisó de la fuerte lluvia

El director general de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, dice que no fue posible tomar una decisión sobre el inicio del GP de Bélgica antes de tiempo porque no se preveía la fuerte lluvia que persistió durante todo el domingo.

Las condiciones en el circuito de Spa-Francorchamps fueron mejores al principio del día en el momento que se completaron con éxito las carreras de la FIA Fórmula 3 y de la Porsche Supercup, aunque aún en pista mojada.

Sin embargo, después de la hora del almuerzo la lluvia apareció sin descanso, lo que provocó el retraso de la salida del gran premio programada para las 15:00 horas locales.

Finalmente, la carrera se inició oficialmente a las 18.17 horas tras el coche de seguridad, antes de que una bandera roja apareciera y pusiera fin a toda la actividad en pista.

El retraso en la salida sólo fue posible después de que los comisarios de la FIA acordaran "detener el reloj" y ampliar en una hora el plazo oficial de tres horas en el que se puede disputar una carrera de Fórmula 1, siendo las 18:00 el tiempo límite inicial antes de esta decisión.

Algunos han sugerido que la FIA y la F1 podrían haber previsto que correr la carrera el domingo por la tarde sería difícil, y que la carrera podría haberse adelantado.

Domenicali reconoció que correspondía a los comisarios autorizar cualquier cambio en el programa del fin de semana, incluida la hora original del inicio de la competencia, un método que se utiliza en otras series como en NASCAR o IndyCar.

"Yo no puedo controlar eso", dijo. "Son los comisarios los que controlan temas como querer cambiar la hora (de partida)". 

"En cuanto a la información de la que disponíamos, teníamos lo que se consideraba una lluvia normal. No había ningún indicio de que la lluvia fuera tan fuerte. De lo contrario, los comisarios podrían haber tomado una decisión”al respecto.

"Lo que los comisarios decidieron fue detener el reloj para intentar ganar tiempo y ver si existía un hueco posible en que el clima permitiera hacer la carrera”.

“En estas condiciones era como tirar las monedas al aire, porque podría haber llovido desde las 11 de la mañana o lo que sea. Realmente es algo que no se puede predecir".

También lee:

Domenicali explicó que la carrera no podía aplazarse hasta el lunes como algunos sugerían.

"No era posible por la logística, pero también por muchas razones no se puede programar la carrera el día después por muchos otros temas relacionados con la disponibilidad de los oficiales y de otras cosas”.

“Por supuesto que la opción se consideró, pero no era posible. Estuvimos muy cerca de los promotores, siguieron el proceso de la toma de decisión, así que no estuvieron fuera de ello”.

También lee:

compartidos
comentarios
F1 abierta a dialogar cambios de reglas tras la "farsa" de Bélgica

Artículo previo

F1 abierta a dialogar cambios de reglas tras la "farsa" de Bélgica

Artículo siguiente

Las 10 lecciones que nos dejó el GP de Bélgica de F1 2021

Las 10 lecciones que nos dejó el GP de Bélgica de F1 2021
Mostrar comentarios