Así la F1 planea enfrentar nuevas restricciones en Gran Bretaña

La cuarentena que planea imponer el gobierno del Reino Unido supone un nuevo revés al calendario que Chase Carey y su equipo intentan diseñar para 2020.

Así la F1 planea enfrentar nuevas restricciones en Gran Bretaña

En realidad, no será el último dolor de cabeza al que la F1 tendrá que enfrentarse, ya que las regulaciones relacionadas con el COVID-19 seguirán cambiando en los países que el campeonato planea visitar.

Además, en la mayoría de ellos será mucho más complejo de tratar que en el país donde tienen su sede 7 de los 10 equipos y la organización de la F1.

Si fracasan los esfuerzos de la F1 para que el Gobierno exima a los principales deportes de las restricciones, las dos carreras británicas no se podrían celebrar según lo planeado actualmente, el 26 de julio y el 2 de agosto.

También lee:

Así, el plan sería comenzar la temporada con tres o cuatro carreras en Europa, una o dos en Hockenheim antes de los dos eventos en Austria. Como se publicó la semana pasada, el circuito alemán está a la espera y tiene flexibilidad de fechas.

Esto significaría que todo el personal de los equipos F1, F2 y F3 con sede en Reino Unido y la propia organización tendrían que estar fuera de casa durante un mes. Luego, regresarían para cumplir la cuarentena de 14 días antes de ir a las siguientes carreras.

En teoría, cualquier persona que viaje debería aislarse en su casa y no tendría permitido visitar la fábrica antes de ir al siguiente viaje.

Los ingenieros podrán informar de forma remota a través de videollamadas, pero habría que ver cuántos de los siete equipos de F1 con sede en Reino Unido tienen suficiente personal para poder cubrir a los que viajen sin perder el ritmo, mientras los autos se preparan entre tanto.

Los mecánicos no vuelven directamente al trabajo el lunes y tienen tiempo de descanso entre las carreras. Sin embargo, será más difícil para los equipos pequeños lidiar con la ausencia de personas clave.

Los grandes premios fuera de Europa no se verían afectados, pero la parte de la temporada en el viejo continente ahora tiene que ser rediseñada.

La cuarentena en el Reino Unido se espera que comience a principios de junio. Inicialmente se dijo que las únicas excepciones serían los camioneros que transportan bienes esenciales. Sin embargo, el primer ministro, Boris Johnson, y su gobierno señalaron que la reanudación de los principales eventos deportivos se consideraba como parte de volver a la normalidad y, con eso en mente, la F1 esperaba quedar exenta.

Además, aportó el plan que demuestra que todos los viajes realizados por su personal estarán cuidadosamente controlados.

Para ello, cualquier persona que viajara a Austria sería examinada antes y llevaría un certificado, y durante los dos fines de semana de carrera también pasaría tests. Luego, contarían con un documento para volver a entrar en Reino Unido.

La F1 confiaba en que el problema había sido solucionado y la noticia del acuerdo con Silverstone era una prueba más, aunque el jefe de circuito, Stuart Pringle, aclaró que estaba sujeto a las restricciones.

El gobierno británico considera que excluir a la F1, así como a otros deportes como los equipos de fútbol que compiten en la UEFA, abrirá la puerta a que cualquier otro negocio o industria exija un tratamiento similar.

Además:

En Reino Unido la F1 tiene una línea directa con el gobierno y existe una motivación para proteger a la industria local de las carreras.

En países como Bahréin y Abu Dhabi, el promotor de la carrera es el gobierno y por lo tanto se puede hablar sobre cualquier restricción. Pero en otros países, como Japón y Estados Unidos, el gobierno casi desconoce qué es la F1 y las posibilidades de negociar son escasas.

Una tarea casi imposible para Chloe Targett-Adams, directora global de relaciones comerciales de la F1, quien se encarga de diseñar el calendario. Incluso sin el COVID-19 ya es una hazaña.

"La logística para poder dar la vuelta al mundo en tan poco tiempo siempre es compleja", dijo a Motorsport.com en 2018. "También están los requisitos para el personal, operativos, de nuestra producción de TV y el grupo de eventos, pero la parte más importante son los equipos, para que puedan ir y competir".

"Sabemos que hay un compromiso, de horas de trabajo, de logística. En última instancia, nuestra función es asegurarnos de que recibamos al equipo de carreras y la carga a tiempo, y funcionar perfectamente para garantizar que las personas estén menos cansadas".

"Es como el cubo de Rubik y es un verdadero desafío de gestionar logísticamente".

 
compartidos
comentarios
¿Ferrari encontró el defecto en su SF1000?

Artículo previo

¿Ferrari encontró el defecto en su SF1000?

Artículo siguiente

Renault pide por un control de salario a los pilotos

Renault pide por un control de salario a los pilotos
Mostrar comentarios