Chase Carey quiere nuevos equipos en la F1

El directivo de la Fórmula 1, asegura que los planes de Liberty de cambiar las reglas del motor en 2021 y el tope en los gastos son una necesidad si se quiere atraer a nuevos equipos en la F1.

Liberty Group quiere una Fórmula 1 más pareja y para ello quiere estandarizar ciertos detalles como los motores y un tope de gastos para los equipos, algo que no ha sido bien recibido por varios equipos de la categoría.

A pesar de las molestias de los equipos, los nuevos directivos de la F1 buscan facilitar las cosas para la entrada de nuevos equipos al máximo circuito del automovilismo.

“Creo que lo más importante que podemos hacer es mejorar mucho el modelo de negocio para poseer un equipo”, dijo Carey.

“Cuando hablo con algunos de los posibles candidatos a los que les gustaría entrar en la F1, o que piensan participar de algunas manera, te acaban diciendo que cuesta mucho, aunque seamos más disciplinados ahora en los gastos, y que todo ese dinero solo te sirve para competir en la parte trasera del pelotón”.

“Si esas son nuestras opciones, no son atractivas. Es por eso que estamos buscando iniciativas de costes y motores que aún mantendrán la diferencia entre los coches”, insistió Carey.

“Cada coche es único, pero la competencia debe ser más equilibrada y la economía más predecible”.

“Creo que si podemos crear nuestro modelo de negocio propio, beneficiará a los equipos existentes, y lo hará más interesante para una serie de potenciales nuevos participantes”.

Carey reconoció que habrá compromisos, pero tiene la esperanza de que los equipos actuales acepten que deberían gastar menos de lo que gastan actualmente.

“El el pasado era un poco que cada uno iba por libre, podía mentir, engañar…”

“Hizo que el negocio del ‘uno más uno fuera uno y medio’. Queremos tener competencia en la pista, pero una visión compartida de dónde pensamos y queremos que vaya la F1, ir todos juntos”.

“Obviamente habrá diferencias, tenemos que encontrar el compromiso correcto, pero podemos hacer que ‘uno más uno sea igual a tres’. Ciertamente, dentro de eso los equipos son especialmente importantes”.

“Hoy tenemos equipos que pagan la mitad de mil millones de dólares por año para poner un coche en la pista, o dos. No ofrece ningún valor para los aficionados, sólo se hace para competir con los rivales”.

“Estamos buscando iniciativas sobre costes, motores, aerodinámica y otros, y tendremos la oportunidad única de mejorar la competencia y la economía”.

“Queremos que sea un negocio rentable para los equipos y, obviamente, queremos obtener nuestra parte de esa mejora en la rentabilidad. Sería más saludable para los equipos, y mucho más atractivo para los potenciales equipos interesados en entrar”.

Carey citó 2020, el año anterior a la puesta en marcha de las nuevas reglas del motor, como una fecha límite para que se vean señales de claro progreso.

“Estamos en los primeros días para nosotros”, agregó. “2017 y 2018 están sirviendo para poner los cimientos de la construcción que queremos, solucionando algunos de los problemas que hemos heredado del pasado, y creo que nos sentimos cómodos de estar a la altura de las circunstancias”.

“La apuesta en el terreno que estamos viendo es 2020. Entonces todavía tendremos iniciativas que estarán comenzando, creciendo en los EE.UU o en China para llegar a la cima”.

Pero realmente pensamos que para ese año podremos ver una F1, desde la perspectiva de los fans y la comercial, transformada, llevada a otro nivel, y estar en el camino que convertirse en un espectáculo verdaderamente único en el mundo”.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas 2021, carreras, cchase carey, equipos, f1, formula 1, liberty group, motores, nuevos, reglamentos, reglas

Zona roja: lo que ahora está en tendencia