Una vieja carta de Carey confirma el acuerdo del GP de Brasil con Río

El jefe de la F1 escribió al gobernador de Río para informarle de la decisión sobre el GP de Brasil y decirle qué falta para concretarlo.

Una vieja carta de Carey confirma el acuerdo del GP de Brasil con Río

En medio de la incertidumbre sobre el futuro del GP de Brasil en la Fórmula 1, el aún CEO de la categoría, Chase Carey, envió una carta al gobernador en funciones de Río de Janeiro, Cláudio Castro, en la que confirma que la F1 concluyó las negociaciones para celebrar la carrera brasileña en la capital de Río de Janeiro.

Motorsport.com obtuvo acceso al documento en exclusiva. En la carta, Carey le dice a Castro que la categoría llegó a un resultado positivo en las negociaciones con el consorcio Rio Motorsports. El director general también destaca que está esperando las licencias necesarias de las autoridades de Río.

La carta de Chase Carey a Cláudio Castro y su traducción

Carta de Chase Carey para o governador do Rio de Janeiro

Carta de Chase Carey para o governador do Rio de Janeiro

Photo by: Reprodução

"Querido gobernador Cláudio Castro,

Espero que al recibir esta carta se encuentre bien y espero que usted y sus compañeros estén lo mejor posible dentro de las circunstancias complicadas que vivimos. 

Gracias por su apoyo a la Fórmula 1 en Brasil hasta la fecha. Brasil tiene un papel especial en la historia de la F1 y tenemos muchos aficionados valiosos en el país.

Le escribo para informarle de que hemos llegado a un acuerdo con Rio Motorsports LLC para celebrar y promocionar eventos de F1 en Río de Janeiro. Estos acuerdos están listos para ser iniciados y anunciados por la F1 en cuanto todas las licencias necesarias sean aprobadas por las autoridades competentes, como INEA/CECA en Río de Janeiro (Brasil).

Siéntase libre de contactarme en cualquier momento. Estamos deseando vivir un futuro emocionante en Brasil".

¿Pero, cómo va la construcción del circuito de F1 en Río de Janeiro?

La carta es del 14 de septiembre y menciona las licencias pendientes para el inicio de las obras de construcción del circuito en la región de Deodoro. El estudio de impacto ambiental del proyecto aún tiene que ser aprobado para que el complejo "salga del papel".

Motorsport.com preguntó a Rio Motorsports sobre los trabajos de construcción pendientes, pero los representantes del consorcio dijeron que no harían comentarios en este momento.

El Instituto Estatal del Medio Ambiente (INEA) sigue preparando el dictamen técnico sobre el Estudio de Impacto Ambiental/Informe de Impacto Ambiental (EIA/RIMA) para la construcción. Una vez concluida esta etapa, el dictamen se presentará primero al Ministerio Público y sólo después a la Comisión Estatal de Control Ambiental (CECA), encargada de expedir la licencia.

Del editor, también lee:

Los peros del circuito de Río para la F1

La pista de carreras tiene un presupuesto de alrededor de 800 millones de reales (122 millones de euros), y el Ayuntamiento de Río, el gobierno del estado y el presidente Jair Bolsonaro la ven como un éxito para desbancar a São Paulo y llevar la carrera de F1 de vuelta a la capital del estado de Río de Janeiro. La firma del contrato entre el Ayuntamiento y el consorcio Rio Motorsports, responsable de la obra, depende de la aprobación del estudio de impacto ambiental (EIA-Rima). 

El Bosque de Camboatá, cedido por el Ejército en Deodoro, en la zona norte, es considerado el último lugar del Bosque Atlántico de zonas planas de la ciudad y alberga más de 200.000 árboles, en un área equivalente a 120 campos de fútbol. Rio Motorsports pretende compensar el impacto ambiental causado por la construcción de la pista con una serie de acciones, como la replantación de 700.000 árboles, la reutilización del agua y políticas de neutralización del carbono.

Desde antes del año pasado, las dos ciudades han estado compitiendo para recibir la cita brasileña de la F1 en el futuro. Aunque la capital de São Paulo ya tiene una pista de carreras lista y bastante popular (Interlagos), falta la contribución financiera. São Paulo tiene la "responsabilidad" de ser una de las dos carreras de F1, con Mónaco, que no paga una cuota a la categoría.

Los promotores del evento de Interlagos están buscando una renovación con la F1. Sin embargo, se enfrentan a la competencia de Río de Janeiro. Río habría ofrecido unos 65 millones de dólares. São Paulo habría ofrecido 20 millones. 

El proyecto de llevar el F1 a Río tiene un fuerte apoyo político del presidente del país, que es de São Paulo, pero ha hecho su carrera política en Río y uno de sus hijos, Flávio Bolsonaro, es senador del estado. Otro heredero de Jair, Carlos Bolsonaro es concejal de la capital. Todos ellos han defendido públicamente la construcción de la pista de carreras en Deodoro. La iniciativa también tiene un contrato para albergar MotoGP en 2022, pero el trabajo parece estar lejos de comenzar.

También lee:

compartidos
comentarios
Cómo la F1 y el uso del CFD ayudan a combatir el coronavirus

Artículo previo

Cómo la F1 y el uso del CFD ayudan a combatir el coronavirus

Artículo siguiente

Red Bull: Verstappen no tiene una cláusula para irse por el motor

Red Bull: Verstappen no tiene una cláusula para irse por el motor
Mostrar comentarios