La carrera de mi vida: El GP de Sudáfrica de Carlos Reutemann en 1974

En honor al difunto Carlos Reutemann -que tristemente falleció el miércoles a los 79 años tras una larga batalla contra la enfermedad- recuperamos una entrevista de 2014 del argentino que se publicó en Autosport, parte de Motorsport Network, recordando su primera victoria en la Fórmula 1 en Sudáfrica en 1974

Carrera: GP de Sudáfrica de 1974, Kyalami
Coche: Brabham BT44

Después de los Grandes Premios de Argentina y Brasil de 1974, algunos de nosotros fuimos a Sudáfrica para hacer pruebas –porque había una carrera no puntuable en medio de la competencia en Brands Hatch con temperaturas de 30 grados centígrados menos que en Sudáfrica antes de la carrera oficial.

Era un lugar muy pintoresco y el lugar donde se alojaban algunos de los equipos era el Rancho Kyalami, cerca del circuito, y tenía pistas de tenis y una piscina, lo cual era estupendo para la temporada de verano.

Durante los entrenamientos nos sorprendió el trágico accidente de Peter Revson. Prácticamente se salió de la pista a bordo de su Shadow en Barbecue Bend, muy probablemente debido a un problema técnico. Es difícil pensar que momentos antes habíamos estado compartiendo la piscina y jugando al tenis.

Las pruebas de esa semana demostraron que el BT44 diseñado por Gordon Murray era muy ágil en el sector opuesto de la pista, y muy rápido en la recta principal.

Niki Lauda [Ferrari] fue el más rápido en la clasificación, y yo fui cuarto. Después de la clasificación, [el jefe de Brabham] Bernie Ecclestone me dio una agradable sorpresa: iba a utilizar un flamante Cosworth DFV (número 150), recién recibido de Northampton, para la carrera. Para un piloto, nada se compara con ver un DFV nuevo recién llegado de Cosworth; había algo especial en ellos. Yo había usado uno nuevo también en Argentina ese año, el #154.

En las mañanas de las carreras siempre había dudas sobre qué compuesto de neumáticos utilizar. Bert Baldwin, de Goodyear, ya acostumbrado a que le hicieran esta pregunta, solía colocar un muñeco sonriente en el lado derecho de su camisa con los números de los compuestos recomendados escritos en él. Aquella mañana los números eran 07/00 86/87-07/35.

Carlos Reutemann, Brabham BT44 Ford

Carlos Reutemann, Brabham BT44 Ford

Photo by: Rainer W. Schlegelmilch

Lauda se puso en cabeza en la salida y yo me coloqué detrás. Mi coche era muy rápido desde Barbecue Bend hasta Jukskei y Sunset, antes de Club House, y también muy rápido después de Leeukop, que precedía a la recta principal, por la que el BT44 volaba literalmente.

Pasé a Lauda en la vuelta 10 [de 78] y me despegué para conseguir mi primera victoria en el campeonato del mundo. A unas 10 vueltas del final tuve muchas vibraciones en el tren delantero, lo que me preocupó.

También lee:

A la mañana siguiente, los organizadores de la carrera entregaron los premios en una casa a las afueras de Johannesburgo, donde se sirvió una deliciosa barbacoa. Me entregaron un trofeo con la forma de una mujer tallada en una roca de color verde claro, con una cadena de oro colgando del cuello. Compartí la mesa con Ed Alexander, de Goodyear; estaba muy contento de que los neumáticos 07/00 hubieran funcionado tan bien.

Había conseguido mi primera victoria en la F1, y es la que más recuerdo.

compartidos
comentarios
Seidl: McLaren necesita ser realista a pesar de éxito en Austria

Artículo previo

Seidl: McLaren necesita ser realista a pesar de éxito en Austria

Artículo siguiente

GALERÍA: La carrera de Carlos Reutemann en la Fórmula 1

GALERÍA: La carrera de Carlos Reutemann en la Fórmula 1
Mostrar comentarios