Fórmula 1
03 sept.
-
06 sept.
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
24 sept.
-
27 sept.
08 oct.
-
11 oct.
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
R
GP de México
29 oct.
-
01 nov.
12 nov.
-
15 nov.
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.

Austin 2018: El día en que Raikkonen silenció a sus críticos

compartidos
comentarios
Austin 2018: El día en que Raikkonen silenció a sus críticos
Por:
, Grand prix editor
Traducido por: Luis Ramírez
9 may. 2020 16:30

Lo que probablemente sea la victoria final de Kimi Raikkonen en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Estados Unidos 2018 es un momento para recordar. El punto culminante de una segunda etapa decepcionante en Ferrari, sin embargo, le dio al campeón mundial de 2007 la oportunidad de silenciar algunas voces.

Cuando Kimi Raikkonen cruzó la línea de meta y ganó el Gran Premio de los Estados Unidos de 2018, incluso el finlandés no pudo evitar notar cuánto tiempo había pasado. Iceman agradeció a su equipo Ferrari antes de bromear: "F **king, finalmente ..."

No menos de 113 carreras después de su vigésima victoria de Fórmula 1 en el GP de Australia, en el arranque de la temporada 2013, el hombre que sigue siendo el campeón mundial más reciente de Ferrari luego de obtenerlo en 2007, finalmente volvió a ganar una competencia.

Incluso si llegó demasiado tarde para salvar su asiento con Ferrari, fue un claro recordatorio para el mundo de la F1 que, solo un par de semanas después de su 39 cumpleaños, todavía tenía lo necesario para luchar con los mejores.

La segunda vez de Raikkonen con Ferrari había sido muy difícil. Forzado a un año sabático pagado en 2010 para dar paso a Fernando Alonso, el finlandés se había tomado un descanso de dos años antes de brillar en su regreso a la F1 con el equipo de Lotus, con problemas de liquidez, lo que provocó un regreso sorpresa a Ferrari junto a Fernando Alonso.

Pero a medida que Ferrari tuvo problemas en la primera parte de la era híbrida de los V6, Raikkonen no pudo reavivar ninguna de los impresionantes desempeños que demostró en su primera etapa de tres entre 2007 a 2009. Cayó al puesto 12 en la clasificación de 2014, y si bien mejoró con la llegada de Sebastian Vettel al equipo la siguiente temporada, logró solo siete podios en sus primeros tres años de su segunda época.

Sin embargo, continuó obteniendo extensiones de contrato por un año a pesar de las preguntas recurrentes sobre su motivación.

El desempeño del escandinavo comenzó a mejorar cuando entraron en vigor las nuevas regulaciones que aumentaron el nivel de carga aerodinámica para 2017, especialmente en Mónaco, donde obtuvo su primera pole position desde el GP de Francia de 2008. Pero un par de vueltas lentas en el tráfico después de su única parada en boxes permitió a Vettel, que era contendiente por el campeonato, obtener el paso por estrategia para disgusto de Raikkonen. En el podio no se mostró muy feliz, considerando que se le había negado su primera victoria con el equipo desde el GP de Bélgica de 2009.

Raikkonen continuó acumulando podios, anotando ocho en las primeras 12 carreras de 2018, pero continuó perdiendo victorias. Otra oportunidad llegó y se fue en Monza, donde había tomado la pole después de recibir el remolque de Vettel. El finlandés lideró la mayor parte de la carrera, solo para ver como la estrategia de Mercedes, con Valtteri Bottas haciendo una larga primera tanda que puso a Kimi en las garras de su compañero de equipo, Lewis Hamilton. La táctica funcionó, permitiendo que Hamilton lo adelantara con 10 vueltas para el final para ganar la carrera.

Ferrari había informado a Raikkonen en la víspera del fin de semana de carrera de Monza que no sería retenido para 2019, tomando la decisión de promover a Charles Leclerc de Alfa Romeo en el equipo junto a Vettel. Pero todavía había una última oportunidad para que Raikkonen retrocediera el reloj y terminara con el equipo como en sus mejores años.

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H

Photo by: Manuel Goria / Motorsport Images

La apuesta por el título de Vettel se había desmoronado en la segunda mitad de 2018, y el golpe final se dio en el Circuito de las Américas. Después de obtener una penalización en la parrilla de tres lugares por acelerar bajo una bandera roja en la práctica, Vettel comenzó quinto, antes de un choque con el Red Bull de Daniel Ricciardo en la vuelta inicial, lo cual lo envió a la parte trasera de la parrilla. 

Eso dejó a Raikkonen solo en la pelea, tal como lo había hecho en Monza, por Ferrari al frente. Desde el segundo lugar en la parrilla, tuvo un gran comienzo para superar a Hamilton, que estaba en la pole, al momento de llegar a la curva 1, y mantuvo a raya al Mercedes en las etapas iniciales.

Hamilton se quedó a solo 1,5 segundos de Raikkonen cuando los problemas eléctricos llevaron el día de Ricciardo a un final temprano en la vuelta 11 y provocaron el Virtual Safety Car. Mercedes lanzó los dados y cambió a Hamilton a una estrategia de dos paradas mientras los competidores desaceleraban. Ferrari se apegó a su plan de ir a pits una sola vez y mantuvo al finlandés afuera. 

La decisión inicialmente parecía un golpe maestro de Mercedes. Hamilton emergió solo ocho segundos detrás de Raikkonen con neumáticos más frescos, y rápidamente cerró la brecha contra el líder. Pero Raikkonen fue firme en su defensa y durante tres vueltas aguantó el ataque antes de irse a los pits. 

Retrasar a Hamilton mientras tenía una ventaja de neumáticos sería crucial en la apuesta por la victoria de Raikkonen. Aunque el inglés estaba liderando después de la parada de Ferrari, los tiempos de vuelta de Hamilton comenzaron a disminuir, mientras que Raikkonen, armado con gomas más frescas, se abrió camino hacia adelante y redujo la brecha.

Cuando Hamilton entró por segunda vez, Raikkonen había reducido la diferencia a solo siete segundos, dejando al campeón mundial con una gran desventaja por compensar. 

También lee:

Para complicar aún más las cosas, Hamilton tuvo que meterse en un duelo con el único Red Bull restante, el de Max Verstappen, que también había utilizado una estrategia de una detención para salir adelante y estaba al acecho en los espejos de Raikkonen a solo un par de segundos.

Pero la presión de Verstappen sobre Raikkonen se alivió cuando faltaban siete vueltas cuando Hamilton se acercó, creando una posible pelea a tres bandas por la victoria. Si Hamilton pasaba ambos autos, su quinto título mundial sería confirmado.

Por desgracia, Verstappen se negó a retroceder, ansioso por compensar el castigo que le había robado polémicamente un podio en Austin 12 meses antes. Permaneció en segundo lugar, incluso cuando Hamilton intentó moverse por el exterior del complejo de curvas a la derecha en el sector final en la última vuelta.

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H, lidera sobre Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W09 EQ Power+

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H, lidera sobre Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W09 EQ Power+

Photo by: Steve Etherington / Motorsport Images

La batalla por el segundo lugar significó que Raikkonen finalmente pudiera deleitarse con la gloria de otra victoria en la Fórmula 1. Al final, respondió a los mensajes de felicitación de su ingeniero con un: "Sí, gracias. F **k, finalmente".

Fiel a la forma, hubo una pequeña muestra de emoción en la tribuna cuando Raikkonen mantuvo sus gafas de sol para todo, excepto la foto obligatoria. Naturalmente, fue el primero en comenzar a beber su champán antes de que Verstappen o Hamilton incluso recogieran sus botellas.

Después de la carrera, la sequía de la victoria de Raikkonen fue un tema natural de debate. Si bien dijo que "realmente no había sido un gran problema", estaba complacido de haber cambiado las percepciones de su segunda etapa con Ferrari.

“Si llegaba bien, si no, no cambiaba mi vida ni un poco. Estoy feliz porque estamos aquí simplemente para tratar de ganar. La mayor diferencia es la forma en que la gente te mira. Obviamente, estoy feliz. [Yo] solo probé que algunas personas estaban equivocadas".

Sería la victoria final para Ferrari en 2018 cuando Raikkonen terminó su época en Maranello con estilo. Superó a Vettel por 108 puntos a 104 en las últimas ocho carreras de la temporada. Fue su mejor final de campeonato desde 2012, y lo llevó a su aparición curiosa en la gala de la FIA, un evento al que había intentado activamente evitar asistir en el pasado.

Ahora con 40 años y establecido en la mitad de la parrilla con Alfa Romeo, es poco probable que Raikkonen regrese al escalón más alto del podio antes de que su tiempo en la F1 termine.

Pero eso hace que su victoria en COTA sea aún más especial, dándole a un piloto que ha vencido a Alonso, Hamilton y Michael Schumacher en su mejor momento, la victoria final que a muchos grandes de la F1 a menudo se les niega.

También lee:

(I a D): Max Verstappen, Red Bull Racing, Carlo Santi, ingeniero de carrera de Ferrari, ganador de la carrera Kimi Raikkonen, Ferrari y Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 celebrate on the podium

(I a D): Max Verstappen, Red Bull Racing, Carlo Santi, ingeniero de carrera de Ferrari, ganador de la carrera Kimi Raikkonen, Ferrari y Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 celebrate on the podium

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Artículo siguiente
Ecclestone dice a revista suiza: "No temo a la muerte"

Artículo previo

Ecclestone dice a revista suiza: "No temo a la muerte"

Artículo siguiente

Michael Schumacher vs. Alain Prost: las estadísticas

Michael Schumacher vs. Alain Prost: las estadísticas
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Kimi Raikkonen Compra ahora
Equipos Scuderia Ferrari
Autor Luke Smith