Análisis: Por qué se le negó a Mercedes la apelación de Brasil

Los comisarios de Fórmula 1 del Gran Premio de Sao Paulo denegaron a Mercedes el derecho de revisión por la conducción de Max Verstappen sobre Lewis Hamilton porque no consideraron que las nuevas imágenes fueran lo suficientemente significativas.

La decisión -que se centró en la insistencia de los comisarios en que las nuevas imágenes no les harían cuestionar su decisión de haber calificado el incidente entre los dos pilotos como un ejemplo del principio de la Fórmula 1 de “dejarles correr”-significa que la petición realizada por Mercedes para reexaminarla y tratar de calificarla como una maniobra agresiva por parte de Verstappen no irá más allá.

La decisión de Mercedes de apelar para intentar que los comisarios de Interlagos examinaran de nuevo el incidente ocurrido en la curva 4 durante las últimas vueltas del Gran Premio de Sao Paulo del pasado fin de semana, en el que Lewis Hamilton posteriormente tomaría el liderato de forma exitosa, se produjo después de que la escuadra alemana pudo ver la cámara frontal del coche del piloto de Red Bull por primera vez.

Durante la carrera estas imágenes no estaban disponibles para los comisarios, quienes según el documento dado a conocer por la FIA se negaba el derecho de revisión de Mercedes luego de haber mirado “las imágenes disponibles” cuando “el director de carrera (Michael Masi) pidió a los comisarios su opinión y declaró que la acción entre los contendientes por el campeonato sería “anotada” en las pantallas de cronometraje.

Esta es una parte clave de la razón por la que se denegó la solicitud de derecho de revisión de Mercedes, porque cuando los comisarios -y no Masi- decidieron que no había necesidad de una investigación sobre el movimiento de Verstappen, quien llegó rápido por la línea interior a la izquierda de Hamilton justo antes del vértice de la curva 4, por lo tanto habían llegado a una "decisión discrecional".

Los comisarios dijeron que esta decisión es "el equivalente al "Play-On" en otros deportes" y consideraron que, aunque se disponga de imágenes adicionales en un momento posterior, "al igual que con las decisiones de los árbitros en el fútbol, no parece deseable poder revisar cualquiera o todas estas decisiones discrecionales en carrera hasta dos semanas después del hecho".

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, en la pelea con Lewis Hamilton, Mercedes W12

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, en la pelea con Lewis Hamilton, Mercedes W12

Photo by: Charles Coates / Motorsport Images

Añadieron: "Los comisarios, por tanto, dudan seriamente de que la intención del Derecho de Revisión en el Código Deportivo Internacional sea permitir a los competidores solicitar una revisión de tales decisiones discrecionales que no son consecuencia de una investigación formal por parte de los comisarios y no dan lugar a un documento publicado".

En efecto, los comisarios de Sao Paulo -Tim Mayer, Matteo Perini, Vitantonio Liuzzi (comisario de pilotos) y Roberto Pupo Moreno, que celebró la audiencia de solicitud de revisión por videoconferencia- señalaron que la decisión de "dejarles correr" es discrecional y no puede ser revisada.

Esto se debe, según ellos, a la redacción del artículo 14 del Código Deportivo Internacional - "la decisión en cuestión"-, algo a lo que están obligados por el art. 47.1 del reglamento deportivo de la F1, establece que "corresponde a los comisarios decidir si se procede o no a una investigación", según señala el documento de la FIA.

Como Mercedes argumentaba que la decisión de no proceder a una investigación debía ser evaluada, los comisarios explicaron que "en este caso muy específico determinan que el 'incidente de la curva 4 que involucra a los coches 33 (Verstappen) y 44 (Hamilton) y donde se determinó que no sería necesaria una investigación’ eso constituye una decisión".

Pero cuando se les pidió que evaluaran si se debía hacer una revisión a petición de Mercedes, los comisarios explicaron la razón por la que las imágenes adicionales no cambiarían el juicio discrecional inicial.

Los comisarios examinaron cuatro aspectos clave relacionados con las nuevas imágenes: si estaban previamente "disponibles", si eran "nuevas", si eran "relevantes" y si eran "significativas".

Las tres primeras "pruebas" se cumplieron con las nuevas imágenes, que fueron descargadas del coche de Verstappen después de la carrera, ya que sólo se puede emitir una señal de cada monoplaza en directo durante las sesiones de F1. En el momento que sucedió el incidente se activó la cámara con vista trasera cuando Hamilton atacó inicialmente en la curva 4.

Al argumentar que las nuevas imágenes cumplían como una prueba “nueva”, Mercedes recordó el incidente de la clasificación del GP de Austria de 2020 que llevó a Hamilton a perder tres puestos en la parrilla.

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W11 EQ Performance

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W11 EQ Performance

Photo by: Andy Hone / Motorsport Images

Esa decisión se produjo después de que las imágenes adicionales de la cámara de 360 grados que llevaba el coche de Hamilton revelaran, cuando se publicaron antes de la carrera que se realizaría al día siguiente en el Red Bull Ring, que había pasado una bandera amarilla visible después de que su compañero de equipo y eventual poleman Valtteri Bottas se hubiera salido por delante de él.

Los comisarios de Sao Paulo explicaron referente a esa decisión que: “las imágenes cambiaron absolutamente la decisión de los comisarios y fueron, por tanto, significativas".

A Mercedes se le permitió reproducir a los comisarios el vídeo de Verstappen con la cámara apuntando al frente en su intento de argumentar su importancia, presentado en una "comparación lado a lado con la vuelta anterior", según el documento de la FIA.

Pero los comisarios insistieron en que las imágenes "no muestran nada excepcional que sea particularmente diferente de los otros ángulos que estaban disponibles en ese momento, o que cambie particularmente su decisión que se basó en las imágenes originalmente disponibles".

También lee:

Esencialmente, los comisarios consideraron que no sólo las imágenes adicionales no mostraban nada excepcional que pudiera hacerles cambiar su decisión, sino que además ya habían decidido, al ver las imágenes disponibles antes y después del mensaje de Masi, que el incidente había sido anotado.

Si hubieran considerado que necesitaban ver las imágenes que faltaban a bordo, los comisarios habrían abierto una investigación que se celebraría después de que la carrera de Interlagos hubiera concluido para observar las cámaras a bordo tan pronto como se hubieran descargado.

Pero ya habían decidido que las opciones de retransmisión disponibles les permitían decidir que se trataba de un incidente de carrera que se englobaba bajo el criterio de "dejarles correr" y que había que dejar que Verstappen y Hamilton siguieran con su pelea.

Como así sucedió en un duelo en el que el piloto de Mercedes superó al de Red Bull 11 vueltas después para llevarse la victoria.

También lee:
compartidos
comentarios
Mercedes esperaba una negativa de la FIA a la revisión de Brasil
Artículo previo

Mercedes esperaba una negativa de la FIA a la revisión de Brasil

Artículo siguiente

Horner: Red Bull está listo para protestar por el alerón de Mercedes

Horner: Red Bull está listo para protestar por el alerón de Mercedes
Mostrar comentarios