Análisis: ¿Es pronto para que Verstappen fiche por un gran equipo?

Max Verstappen es a menudo considerado como uno de los mayores talentos en la Fórmula 1, pasada o presente, pero... ¿estaría listo para fichar por un equipo de primera categoría ya en 2017?

Max Verstappen es un piloto que ha roto la convención en cada paso que ha dado en su brillante carrera.

Su salto a la Fórmula 1 desde la FIA Fórmula 3 llevó a establecer nuevos criterios para la concesión de la súperlicencia, aunque en ningún momento hubo alguna duda acerca de su increíble talento.

De hecho, tal ha sido su impacto inmediato en la Fórmula 1 que la 'silly season' ya ha especulado con el holandés en Ferrari, Mercedes o Red Bull a partir de 2017.

Pero, a pesar de los elogios, los resultados y el bombo que le rodea, un hombre piensa que Verstappen aún no puede estar listo para un salto a un equipo de primer orden, y es su jefe, Franz Tost.

Plan de tres años

El director del equipo Toro Rosso sabe alguna cosa sobre la progresión de la carrera de los jóvenes - habiendo jugado un papel clave en el desarrollo de los jóvenes de Red Bull Sebastian Vettel, Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat.

Y su experiencia le dice que los pilotos necesitan al menos tres años para poder llegar a enfrentarse con el mundo de la F1 antes de que estén listos de conseguir resultados en un equipo grande.

Cuando se le preguntó si siente que Verstappen está listo para un equipo top en 2017, Tost dijo a Motorsport.com: "No sé todavía.

Una vez más solo digo que un piloto normalmente necesita tres años para entender la Fórmula 1. Si están listos para saltar a otro equipo, está en sus manos".

Pilotar es fácil

La perspectiva de Tost sobre Verstappen es fascinante, porque su argumento se basa no en lo que el holandés entrega en la pista - sino cómo maneja el trabajo fuera de ella.

Para Tost, la parte de la conducción real de la F1 es la más natural para los jóvenes, ya que es algo que han perfeccionado desde el karting.

"En la Fórmula 1, lo que a veces subestiman los pilotos, es no solo conducir", explica. "Diría que conducir, para esta generación joven, es la parte más fácil.

"¿Por qué? Porque la mayoría de ellos han estado compitiendo durante más de 10 años, ya que comienzan con cuatro o cinco años de edad. Por lo que significa que desde el lado de la conducción no hay problema. Se adaptan a esto muy rápido.

"Es un poco más difícil con la clasificación. Porque hacer una clasificación óptima requiere saber exactamente qué ángulo debes tomar en los pianos, qué cantidad de pianos puedes usar, dónde está el mejor agarre en general, qué provoca el son, y así con todo. Eso lo puede decir un piloto que lo ha visto cien veces, pero ellos tienen que experimentarlo.

"Así que las carreras también. Tienen que experimentar cómo utilizar los neumáticos. Eso no es fácil, es realmente difícil. Necesita mucha disciplina.

"Puedes decirle cien veces al piloto: 'en la curva siete hay que tener cuidado con el neumático delantero derecho'. Bien. Pero luego sale, se baja la visera del casco y compite, porque quiere adelantar al coche que le precede y no presta atención a esa curva. Eso lleva tiempo. Es la conducción".

Flujo de trabajo

Donde Tost cree que está el reto de aprender cómo tener éxito en la F1, sin embargo, es en la manera de sacar lo mejor de todo el equipo.

Tost añadió: "Lo que es mucho más complicado en la Fórmula 1 es todo lo de alrededor. Tienes cinco, seis, siete ingenieros que están trabajando para ti.

"Tienes el ingeniero de datos. El ingeniero de chasis. El ingeniero de motor, el de la unidad de potencia. El ingeniero de neumáticos.

"Para sacar el máximo provecho de esto, tienes que obtener información de cada lado. ¿Cómo se puede sacarlo y optimizar su uso? Porque no es lo mismo para todos los pilotos. Eso requiere tiempo.

"Tienes el marketing, la prensa, todo junto. Y por lo tanto siempre digo: es muy, muy importante que los pilotos el domingo a las dos estén todavía frescos de cabeza. Que no estén cansados. Definitivamente, hay que tener cuidado con eso.

"Por lo tanto decimos siempre: los eventos de marketing deben ser los lunes, martes y miércoles. Y las grandes ruedas de prensa deben ser lunes, martes y miércoles, jueves un poco menos, menos el viernes y así el sábado y domingo se pueden recuperar y están listos para la carrera.

"Porque de lo contrario el domingo, cuando se apagan las luces, están cansados. Esta es la razón por la que la Fórmula 1 no es tan fácil. La conducción en sí no es el problema más grande".

Emociones

Un incidente que pone de relieve un aspecto en el que Verstappen todavía puede aprender y mejorar fue el tema de la radio en Australia.

Descargó su furia sobre el equipo durante sus llamadas de estrategia en la segunda mitad de la carrera de Melbourne - comportamiento por el que se disculpó más tarde.

Para Tost, que se ha llevado la peor parte de la abundante furia juvenil en los últimos años, lo que ocurrió en Australia no fue nada fuera de lo común - sino sólo una señal de que Verstappen no había aprendido a mantener sus emociones bajo control cuando pilota.

"Las emociones no son nada negativo, muestran cómo de serio se lo toma (Max)", explicó. "En el coche debes a veces mantener las emociones bajo control, ya que de lo contrario se pierde la concentración.

"En la Fórmula 1 en particular, es necesario un nivel muy alto de concentración, simplemente debes mantener tus emociones bajo control".

La prueba de la postura de Tost sobre dejar que las emociones no se interpongan en el camino de la concentración se confirmó cuando Verstappen tocó la parte posterior del coche de su compañero de equipo Carlos Sainz - dañando su alerón delantero en el movimiento.

"Ya sabes, si estás enfadado y hablas por la radio, estás concentrado en algo diferente, no sólo en la conducción", dijo. "Pero una vez más, esto es parte del proceso de aprendizaje.

"¿Por qué siempre digo que un piloto necesita tres años para entender la Fórmula 1? Con todos los pilotos junto a los que he trabajado, fue un periodo igual. Son emocionales y luego ellos controlan eso [la emoción], y está bien. Pero no debería ser en el coche, debe ser posteriormente.

"Pero eso es normal. No hay absolutamente nada de malo. Para mí esto es parte del proceso de educación. No se puede esperar que todo, sobre todo en la Fórmula 1 donde hay una alta presión y competencia, sea tranquilo. No es posible, al menos en mi opinión".

Y, si bien tener un talento sublime para ganar carreras es su sueño, si un equipo necesita transformar la tendencia de su coche, un piloto sin experiencia - no importa lo rápido que sea - puede no ser ideal.

"Si estás sentado en un coche fantástico, no hay problema," añadió Tost. "Si lo estás en uno que tal vez sea más difícil de conducir, más difícil de configurar, por supuesto que la más experiencia que tiene compensa las deficiencias. Por lo tanto, es demasiado pronto para pensar y hablar de esto".

La llamada del piloto

Tost sabe que la llamada final sobre Verstappen no se reducirá sólo a él: implica también los planes que tiene Red Bull con los pilotos - y lo que el joven mismo quiere.

"Siempre digo: entrar en la Fórmula 1 es una parte, pero luego el piloto lo tiene en sus manos. Y decide sobre su futuro.

"El trabajo del equipo es proporcionarle los mejores ingredientes posibles, que pueda hacer el mejor trabajo posible. Y luego decide. Es siempre el piloto".

Todos los ojos estarán entonces en la forma en la que Verstappen completa la temporada 2016 - y si siente que el próximo gran paso necesita hacerlo de inmediato o si piensa que es mejor mantenerse en su proceso de aprendizaje.

"El año que viene ya habrá estado dos años con nosotros", añadió Tost. "Espero al menos que él haya aprendió mucho, y el resto ya lo veremos".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Max Verstappen
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Análisis

Zona roja: lo que ahora está en tendencia