Análisis: Equipos de la F1 descontentos con el tema del reabastecimiento

La noticia de que el reabastecimiento está de regreso en la agenda para 2017 ha dejado a los equipos de la Fórmula 1 enfadados luego de que el año pasado vencieron el intento de imponer el nuevo paquete de reglas.

El panorama refleja la confusión actual sobre exactamente qué dirección debería tomar el automovilismo, al igual que la reciente decisión de retomar el plan para la rampa encima de la carga aerodinámica.

Eso se ha retomado porque Mercedes y Pirelli señalaron que las altas presiones en los neumáticos  significarían una reducción en el agarre, y por tanto más complicados los rebases.

La percepción es que las discusiones sobre el futuro parecen mostrar una falta de reflexión conjunta, y volviendo a la mezcla de reabastecimiento no se hace nada para acabar con esa idea.

No está claro exactamente cómo la idea de reabastecimiento ha resurgido, pero se supone que han venido discusiones entre Bernie Ecclestone y Jean Todt, dado que los equipos habían hecho sus puntos de vista más claro desde año pasado.

El viernes,  Todt dejó en claro que él está abierto a la idea, y afirmó que la principal objeción en el pasado había sido por razones de costos.

"Estamos hablando de 50 mil euros al año", dijo a Reuters. "Si es bueno para el espectáculo, estoy a favor de reducir el costo, pero que no es un punto clave en los costos globales de la F1. Al menos deberíamos hablar de ello. "

 

Malo para el espectáculo

Luego de que fue enlatada a finales de 2009, un retorno a la recarga de combustible se presentó por primera vez en una reunión del Grupo de Estrategia de F1 el 14 de mayo del año pasado, a la que asistieron los jefes de Ferrari, McLaren, Mercedes, Red Bull, Williams y Force India. Era en realidad una nota al pie en una discusión más amplia de la dirección que el deporte debe tomar.

"Hubo debates sobre la recarga de combustible y que debe ser restablecida", dijo Christian Horner en el momento. "Hubo diferentes opiniones al respecto.

"Fue una reunión constructiva. Yo no diría que tenemos clavado una carga completa de las decisiones fuera de él, pero, sin duda, un gran debate acerca de los temas relevantes en este punto en el tiempo."

La mayoría de los jefes de equipo debe haber sido por lo menos abiertos a la idea de reabastecimiento por discutirse, ya que fue uno de los puntos clave en el resumen de  la reunión de la FIA .

Sin embargo, a su regreso a sus respectivas fábricas, rápidamente se dieron cuenta de que no había ningún ánimo por ella de su personal técnico y de ingeniería.

La principal objeción no era por motivos de costos o de seguridad -aunque ambas cuestiones eran parte de la ecuación general- sino sobre la base de que el reabastecimiento no ayuda al espectáculo.

El tema fue discutido a continuación, cuando los jefes de equipo se reunieron con la FIA en Montreal el  4 de junio. En la reunión, los datos históricos analizados por varios estrategas de equipos fueron presentados  y se comprobó que el reabastecimiento no mejoraría las carreras.

Señalaron que, por ejemplo, en 2010  había el doble de los adelantamientos que en el año anterior.

Otro tema de discusión fue el hecho de que si reabastecimiento regresa, sería más probable que tenga que ser sobre la base de que los conductores califiquen el combustible de carrera. Los equipos consideraron que el concepto no tuvo éxito la última vez, ya que no presentaron un cuadro verdadero de que se tenía el coche más rápido.

Temores de seguridad y de costos

Los equipos también expresaron dudas sobre la seguridad. Un deseo de tener paradas rápidas que dependían del tiempo requerirían y presentarían más riesgos.

Después de la reunión de Montreal, Whiting informó de sus conclusiones a la FIA, y la idea  del abastecimiento de combustible se silenció  hasta la próxima reunión del Grupo de Estrategia del 1 de julio.

Después de haber hecho caso en contra del reabastecimiento el año pasado, no han cambiado sus puntos de vista, y por lo tanto fue menos sorpresivo al enterarse de que es nuevo en discusión.

El costo de la compra de los equipos y en funcionamiento se estima actualmente en un millón de euros para el primer año, y 500 mil  a partir de entonces, además de que los equipos necesitarían personal adicional.

Ahora que la idea está en debate, los ingenieros y jefes de equipo tendrá al menos la oportunidad breve de asistir a las reuniones de la Comisión Grupo de Estrategia  la próxima semana en Ginebra, y es muy probable que la idea esté en plática de nuevo.

 "Quién sabe, a lo mejor nos vamos a volver al efecto suelo, chasis de aluminio, tapas de cuero y gafas pronto", una fuente del equipo dijo a Motorsport.com.

 "Creo que vamos a tener que llevar a cabo todos los análisis que hicimos el año pasado, para mostrar que el reabastecimiento es una mierda nuevamente  y no vamos a mejorar el espectáculo ..."

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas bernie ecclestone, jean todt, refuelling

Zona roja: lo que ahora está en tendencia