Dakar 2022 | Moto
Tema

Dakar 2022 | Moto

"Esta victoria es incluso mejor que la primera", dice Sunderland

Sam Sunderland reconoce sentir alivio después de su segundo triunfo en el Rally Dakar, cinco años después del primero. Estas son sus reacciones.

Qiya.- Desde Poole (Dorset, Reino Unido) se puede llegar a ver Francia en los días en los que el Canal de la Mancha no vive rodeado de neblina y bruma. Son pocos. Pero existen. Sam Sunderland, ganador del Dakar 2022, viene de allí. De las tierras de Gran Bretaña donde el mar es una forma de vida. Él optó por las motos, en cambio.

El primer británico en ganar el Dakar, cuando se coronó por primera vez en 2017, ha repetido jugada, después de haber entrado en el top 3 final del rally en 2019 y 2021. Cuentan de él que destrozó la primera moto que le regalaron en Navidad con solo 7 años, intentando hacer un caballito. Pero Sunderland tenía claro que el motocross era su pasión… hasta que con 19 años visitó a sus tíos en Dubai y se enamoró del desierto.

Su estreno en el Dakar fue con Honda en 2012, pero tras deslumbrar como séptimo en la primera etapa de su debut, dijo adiós en la segunda debido a un problema eléctrico. En 2013 las esperanzas con él aumentaban en la casa japonesa tras ganar el Merzouga Rally, pero se cayó en un entrenamiento antes del Dakar y se rompió las dos muñecas.

También lee:

Tratando de dejar atrás la maldición y buscando nuevos retos fichó por KTM. Ya dejó claro que los austriacos habían acertado tras ganar la primera etapa del Dakar 2015, pero de nuevo en las cuarta etapa se fue a casa. Y 2016 no le deparó nada mejor, a pesar de ganar en Marruecos, se fracturó el fémur en el Merzouga y se quedó sin participar en el rally más duro del mundo. En 2017 obtuvo su gran recompensa y en 2019 se proclamó campeón del mundo FIM de Cross Country.

En la meta de Qiya su sonrisa iluminaba los flashes de las cámaras que le rodeaban a empujones. Su estilizada figura vestida de rojo y blanco destacaba entre la multitud. Sunderland ha contradicho aquello de que cuando se tiene un hijo se pierde velocidad, y este triunfo, asegura, es aún más especial que el primero.

"En esta última etapa ha habido un nivel de estrés brutal, porque las diferencias en la general eran muy pequeñas. De hecho, he estado 10 minutos aquí esperando hasta que me han dicho que había ganado. Estoy muy agradecido a todos los que me han ayudado, apoyado, al equipo y a todos los que están conmigo. Alivia mucho esta victoria", aseguró ante un grupo reducido de medios, entre los que estaba Motorsport.com.

"Espero tener un poco de tiempo para relajarme, dormir y descansar, porque mi cabeza va a explotar. Me siento muy bien y estoy muy agradecido a todos los que han hecho que esto sea posible. Sin ellos no seríamos nada, estoy muy agradecido a todos y, al mismo tiempo, reconforta volver a tener esta confianza".

Cuando Motorsport.com le preguntó qué significa esta segunda victoria para él, cinco años después de la primera, Sunderland respondió: "Sinceramente, creo que es incluso mejor que la primera, porque han pasado cinco años, y eso es mucho tiempo de espera. Son unos colores muy diferentes con GasGas, y lo recordaré para siempre, por supuesto. He intentado dar lo mejor de mí cada día, intentando ser consistente, seguir el roadbook, intentando no perder mucho tiempo cuando eran lugares complicados. No ha sido fácil para nadie, pero estoy muy feliz por haberlo hecho".

"Esta edición ha sido muy difícil, mucho estrés, mucho, desde las últimas especiales, porque las diferencias de tiempo en la general este año estaban muy ajustadas, incluso hoy nadie sabía quién iba a ganar, así que estoy muy contento y aliviado".

compartidos
comentarios
Murió un mecánico en el enlace final del Dakar 2022
Artículo previo

Murió un mecánico en el enlace final del Dakar 2022

Artículo siguiente

Al Attiyah saca pecho: "Ganamos porque somos los mejores"

Al Attiyah saca pecho: "Ganamos porque somos los mejores"
Mostrar comentarios