Por el reto eléctrico en el Dakar

Sí, un auto eléctrico compite en el Dakar 2016 y espera terminar todo el recorrido sin importar la posición, el reto es finalizar el Rally más famoso del mundo.

Hace un año, la empresa española Acciona impulsó un proyecto para lograr que un vehículo eléctrico terminara el Rally Dakar por primera vez en la historia. Desde un principio dejaron claro que a ellos no les importaba la posición final sino, únicamente alcanzar la meta, sin embargo, apenas en el segundo día quedaron eliminados al saltar los controles de la etapa entre San Juan y Chilecito.

“Nuestro objetivo no es ganar el Dakar. Es dar un paso adelante para la sustentabilidad”, es la declaración de batalla de Ariel Jatón, quien es el piloto de este buggy que ya ha conseguido una hazaña: ser el primer coche eléctrico en completar una prueba del Mundial de Cross-Country al finalizar el pasado Rally de Marruecos.

Para Jatón la competencia en África fue el escenario perfecto para dar un nuevo paso en el desarrollo de este automóvil eléctrico.

“En Marruecos tuvimos de todo tipo de terreno. Eso fue ideal para hacer test para el Dakar, porque es como un Dakar pero comprimido”, indicó el piloto a Motorsport.com. “Lo que tiene el Rally Dakar es que es más extenso. El calor es mayor y las distancias también. Eso es lo que nos puede complicar la carrera”, indicó el aventurero.

Pero para Jatón, la edición 2016 es el momento en que pueden lograr su meta: terminar el Dakar con un coche completamente eléctrico.

“Creo que estamos en condiciones de conseguir el objetivo, pero las carreras son difíciles de gestionar. Es un proyecto innovador. Si bien ya hicimos tres mil kilómetros de pruebas aún nos falta seguir rodando”.

300 kilómetros de autonomía

El buggy preparado por la empresa española cuenta con una estructura de acero combinado con fibra de carbono. Además, en esta ocasión cuenta con ocho packs de baterías que le permiten una autonomía en “condiciones buenas” de 300 kilómetros, pero esta se reduce a “200 en promedio con montañas y pistas rotas”.

A diferencia del año pasado, ahora el sistema de recarga es diferente. No realizarán cambios de packs de baterías, en cambio, han distribuido tres camiones a lo largo del recorrido, para, en ellos, conectarse y realizar una recarga rápida “esto es menos complicado y menos riesgoso”, indicó Jatón.

Para el piloto español, existen grandes ventajas de tener un coche con motor eléctrico como este, que pesa 80 kilogramos y tiene una potencia equivalente a 300 caballos de fuerza.

“En el principio, este coche se comporta como un todo terreno. La gran diferencia es que no tenemos una pérdida de potencia en los ascensos a las dunas o montañas. En un coche normal, el motor va cayendo, se pierde potencia, en nuestro caso no es así, por eso pudimos sortear tan bien las dunas en Marruecos”.

24 personas acompañan a Jatón en este sueño que por ahora se mantiene con vida.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Equipos Acciona Dakar
Tipo de artículo Noticias de última hora

Zona roja: lo que ahora está en tendencia