FIA sanciona a De Villiers por el segundo incidente con un motociclista

Giniel de Villiers ha recibido una sanción de cinco horas en la general que le deja fuera de la batalla por la victoria tras no asistir a un piloto de motos.

Riad.- El piloto sudafricano de Toyota Gazoo Racing se ha visto involucrado estos días en dos incidentes consecutivos (etapa 1 y etapa 2) en el Rally Dakar 2022 con sendos motociclistas. La FIA sancionó anteayer al ganador del Dakar 2009 con cinco minutos por golpear al chileno César Zumaran en lo alto de una trialera y no pararse a ayudarle. Pero la segunda sanción ha sido mucho más contundente.

De Villiers se encontró con el piloto marroquí Mohamedsaid Aoulad Ali al bajar de una duna, aunque pudo esquivar al participante, pasó por encima de su KTM del equipo Morocco Racing Team y la dejó inutilizable en torno a las 11.00 locales del pasado lunes, durante la etapa 2.

El comunicado emitido a las 20.45 hora local de este miércoles asegura que se le dio a De Villiers la oportunidad de presentar su defensa.

"No hemos escuchado ninguna señal de alarma del Sentinel [sistema de aviso de proximidad de otros vehículos]. No dudamos de que hayamos recibido una señal. El problema es que el botón del Sentinel está situado en el suelo del lado del copiloto. Durante la especial, los pies del copiloto saltan de un lado a otro y pueden fácilmente, accidentalmente, pulsar el botón. Cuando llegamos a la duna, vimos al motociclista y lo esquivé para no herirlo. En la parte inferior de la duna, nos dimos la vuelta para asegurarnos de que el motorista no estaba herido", explicó el sudafricano.

"No sentimos el golpe de la moto al aterrizar. Luego continuamos el tramo selectivo. Estamos muy avergonzados de que ocurra algo así. Pedimos muchas disculpas por este incidente. También estamos dispuestos a compensar los costes de reconstrucción de la moto".

De hecho, llegó a un acuerdo con el piloto marroquí para pagarle los costes de reemplazar la moto destruida y la inscripción para el Dakar 2023. Aoulad Ali se mostró satisfecho con ello.

Pero, aun así, los comisarios de la FIA han determinado que De Villiers actuó de manera "insegura" y, según el artículo 12.2.1.h del Código Deportivo Internacional, le han impuesto 5 horas de sanción en la general. Esto le deja completamente fuera de la batalla, después de acabar la cuarta etapa de este miércoles en la cuarta posición de la general (a 49:18 de su compañero Al Attiyah).

"El Sentinel (sistema de comunicación coche a coche) es esencial para la seguridad del piloto y para la seguridad de todos los demás competidores del Rally Dakar. La seguridad es una de las principales preocupaciones de la FIA (...) Es obligación de la tripulación reaccionar a la señal del Sentinel para evitar el peligro para ellos mismos y para los demás. Los comisarios consideran el comportamiento de la tripulación como una infracción del reglamento que debe tener consecuencias", justifican el duro castigo.

"Dado que el Sr. de Villiers se ha puesto en contacto voluntariamente con el piloto, se ha disculpado y pagará por los daños causados, los comisarios consideran que una sanción de tiempo es necesaria, pero también apropiada".

Así, De Villiers queda ahora a 5h49 del liderato, fuera de cualquier opción de ganar su segundo Dakar este 2022.

También lee:
compartidos
comentarios

Related video

VIDEO: Accidente con vueltas de campana en el Rally Dakar
Artículo previo

VIDEO: Accidente con vueltas de campana en el Rally Dakar

Artículo siguiente

Al-Attiyah y Loeb no están entusiasmados por abrir el camino el jueves

Al-Attiyah y Loeb no están entusiasmados por abrir el camino el jueves
Mostrar comentarios