Los 40 años de Dakar de… Jutta Kleinschmidt

La piloto alemana, con 17 Dakar a sus espaldas, es una institución de la mítica prueba. Nunca ha corrido en Sudamérica, pero no le importaría hacerlo. Estas son sus memorias del rally más duro del mundo.

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner

Chilecito (Argentina).- Jutta Kleinschmidt (Koln, Alemania, 1962) suena a nombre de leyenda y a referencia para toda mujer deportista. La alemana, además de ingeniera, ha sido piloto durante las últimas décadas y sigue siendo la única mujer en haber logrado ganar el Dakar. Aquel de 2001 y del duelo Masuoka-Schlesser.

“La primera vez que lo seguí fue como visitante en 1987, un año después de la muerte de Thierry Sabine. Escuché hablar del Dakar y pensé que era una de las mayores aventuras que podías hacer en este planeta. Intenté seguirlo desde el inicio y fue una experiencia enorme a pesar de no correr. Iba de vivac en vivac y no tenía roadbook, ni GPS, ni móvil, solo una guía Michelin. Para mí el Dakar siempre significó una aventura”, reconoce la piloto alemana a Motorsport.com.

Un año después decidió embarcarse en la aventura. Para ello tuvo que gastar todos sus ahorros y la experiencia no salió como esperaba.

“Iba con una enorme BMW HPM. No tenía asistencia y la organización de entonces no nos llevaba cajas como hacen ahora. Tenías que meter todas tus cosas en un camión y este se perdió, por lo que tuve muy mala suerte en un día de grandes dunas, cuando el 80% de los inscritos abandonó”, recuerda Kleinschmidt.

“La organización, por error, me cargó el combustible erróneo y tuve que limpiarla durante toda la noche, por lo que no llegué a tiempo para tomar la salida. En aquel entonces, tenías una hora para que tu tiempo de salida expirara. Fue un desastre porque me gasté todo mi dinero en ello y me quedé sin nada. Me llevó dos años preparar mi segunda participación con una BMW estándar en 1992”.

Aquella vez sí vio la línea de meta en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Kleinschmidt recuerda que su peor experiencia en el rally fue cuando corría en una de sus tres participaciones en moto.

“Era mi tercera participación. La historia es que se hizo de noche en una etapa muy, muy difícil, pero acabé 5ª. Luego había una enlace que completar, pero con dunas muy blandas y complicadas de pasar. Todos nos quedamos atrapados en mitad de la oscuridad con apenas luz, porque solo ves a 20 metros con la moto. Uno de los camiones más rápidos llegó a la duna y pasó por encima de mi moto. Yo pude saltar en el último segundo. No pude continuar y fue algo dramático porque estaba en una muy buena posición, supercontenta y de repente todo se perdió. Así es el Dakar: en un segundo todo puede cambiar”.

El mejor recuerdo, en cambio, habla de la primera vez que acabó el Dakar, “de más de 30.000 km y de tres semanas recorriendo África” en 1992. Y, por supuesto, está la histórica victoria de 2001.

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Foto: Volkswagen Motorsport

“Fue algo realmente impresionante, sobre todo después de que Jean-Louis [Schlesser] e [Hiroshi] Masuoka se enfrentasen. Yo llegué a ser líder porque era la única lo suficientemente cerca como para aprovecharme de su incidente. Pero solo tenía menos de tres minutos con Masuoka y sabía que tenía que luchar con todo en la última corta etapa del Lago Rosa. Todo podía pasar”, rememora la alemana.

“Era una diferencia insignificante y estaba muy nerviosa por si arruinaba todo por un pequeño error. Cuando crucé la línea de meta estaba extremadamente aliviada. Estaba 100% segura de que él sería más rápido en la etapa, y así fue, pero fue una sensación espectacular ganar aquel Dakar”.

Cambios radicales en las motos y los coches del Dakar

Kleinschmidt, que trabajó de ingeniera en BMW y que ayudó a MINI a desarrollar el Zebra buggy, antecesor del que está compitiendo este año, es una voz autorizada para hablar de la evolución de la automoción.

“Es increíble lo que han cambiado motos y coches. Creo que solo puedes verlo realmente si conduces un coche antiguo y uno nuevo. Recuerdo que pude probar el Volkswagen Iltis que ganó El Segundo Dakar y es terrible. Puedes ir más rápido con un Volkswagen Caddy (risas)”, cuenta.

“Han sufrido la misma evolución que los teléfonos móviles. Aunque no lo veas por fuera, porque son bastante similares, el coche ha cambiado como un iPhone… ahora los MINI se conducen casi como un kart si lo comparas con el Mitsubishi con el que gané hace 16 años. Y son más resistentes”.

“Con las motos pasa lo mismo. Tengo todavía la primera moto con la que corrí el Dakar y a veces la saco del garaje y me pregunto cómo pude hacerlo. Tengo también una KTM actual y cuando la conduces en fuera pista no tiene nada que ver con el pasado”.

Kleinschmidt subraya como cambios principales en las motos el equilibrio en la conducción y el peso y sus reacciones tras los saltos, además del aporte de potencia. En los coches, dice, son muchas más cosas.

“La caja de cambios secuencial te permite frenar más rápido y más fácil porque no tienes que pisar el embrague, así que puedes conducir con un pie en cada pedal. Cómo mueves el volante, el estilo de conducción, cómo cambias de marchas… todo es más suave ahora. Además tienes aire acondicionado en algunos casos. Aunque sé que Nasser siempre lo apaga para tener más potencia… y por supuesto, la seguridad”.

A Jutta Kleinshcmidt le gustaría volver a su casa, al Dakar, aunque ahora se corra al otro lado del mundo. “Es un Dakar diferente, por supuesto, no es como en África, pero sigue siendo una buena carrera”.

Jutta Kleinschmidt, Andreas Schulz, Mitsubishi Pajero

Jutta Kleinschmidt, Andreas Schulz, Mitsubishi Pajero
1/17

Jutta Kleinschmidt

Jutta Kleinschmidt
2/17

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt
3/17

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
4/17

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
5/17

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Volkswagen Motorsport: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
6/17

Podium: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Podium: Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
7/17

Bruno Saby y Matthew Stevenson, Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Bruno Saby y Matthew Stevenson, Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
9/17

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner
10/17

Photo by: X-raid

Tina Thorner y Jutta Kleinschmidt

Tina Thorner y Jutta Kleinschmidt
11/17

Photo by: X-raid

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
12/17

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
13/17

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons

Jutta Kleinschmidt y Fabrizia Pons
14/17

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner
15/17

Photo by: X-raid

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner
16/17

Photo by: X-raid

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner

Jutta Kleinschmidt y Tina Thorner
17/17

Photo by: X-raid
Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Pilotos Jutta Kleinschmidt
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas dakar, dakar 2018, dakar rally, kleinschmidt

Zona roja: lo que ahora está en tendencia