El renacimiento de Ignacio Casale para dominar en quads

compartidos
comentarios
El renacimiento de Ignacio Casale para dominar en quads
Sergio Lillo
Por: Sergio Lillo , Redactor
17 ene. 2018 14:03

El chileno no ha cedido el liderato de la categoría de quad del Dakar desde la primera etapa y es un nuevo piloto tras su nuevo programa de entrenamiento previo a la carrera.

Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale
#241 Yamaha: Ignacio Casale

Belén (Argentina).- Si hay un dominador claro que en este Dakar tiene nacionalidad chilena y corre sobre un quad. Ignacio Casale (Santiago, Chile, 1987) cuenta con más de 1h40 de ventaja con sus rivales tras haber dejado fuera de juego al ruso Sergei Kariakin y al argentino Pablo Copetti.

El renacimiento de Casale –tras su accidente en 2016 en la 6ª etapa y su subcampeonato de 2017 a pesar de las lesiones de aquella temporada– se ha basado en un cambio radical del entrenamiento y del planteamiento de la carrera. El chileno cuenta a Motorsport.com en el vivac de Salta cómo ha sido el proceso y por qué ha llegado en mejor forma que sus rivales al Dakar de Perú y las dunas.

“Este Dakar lo estoy corriendo con muchas más calma, con mucha más cabeza y con mucha más estrategia y eso ha dado resultados. A mí me da lo mismo si gano o no etapas, lo que me interesa es estar siempre arriba para así promediar un buen tiempo en la general. Eso vinimos a buscar y por suerte los días de Perú me ayudaron mucho porque me sentí como en casa y aceleré al máximo”, asegura Casale.

“Mis rivales todos van muy fuerte peleando minuto a minuto. Me pueden presionar todo el día y mi mente no va a cambiar, estoy centrado en hacer mi carrera. La presión me la metí al bolsillo y lo cerré con llave, con candado. Eso era el motivo por el cual en os Dakar anteriores no tenía buenos resultados. Me presionaba mucho y corría pensando en los demás”.

Casale ha basado su entrenamiento durante 2017 –más de 15.000 km– en entrenar esos Way Points ocultos que Marc Coma y Xavi Colomé introdujeron en el roadbook en la pasada edición y que en este 40º aniversario siguen teniendo su relevancia.

“He entrenado mucho, sobre todo los WP ocultos. Esto me ha ayudado a hacer la diferencia que tengo, no cayó del cielo, me lo he ganado todo el año y es un trabajo de equipo con mis mecánicos. Esperemos seguir así hasta Córdoba”.

“Estoy disfrutando mucho arriba del quad, del recorrido y estoy deseando seguir corriendo. El físico y la cabeza están bien y el quad está casi mejor que cuando partimos en Lima. Eso va a ayudar mucho para terminar la carrera, que está siendo muy dura”.

La estrategia para dejar fuera a Kariakin

El abandono de Kariakin en la quinta etapa tras sufrir un accidente se produjo después de una intensa presión de Casale, con su Yamaha Raptor 700, sobre el ruso.

“Lo que le pasó a Sergei estaba dentro de mi estrategia. No es que esté buscado que se vayan eliminando, pero yo sabia que llegué más fuerte y mas rápido que él a la carrera. En la etapa donde abandonó yo iba detrás de él, lo pasaba, me pasaba, lo pasaba, me pasaba… pero esa estrategia ya la tenía planeada”, apunta el chileno.

“Yo quería pasarlo para presionarlo y lo logré. Lamentablemente sufrió un accidente y obviamente yo no quería eso, pero era algo que tenía planeado. Quería presionarlo, presionarlo, para ganarle y resultó”.

“Luego con Pablo Copetti fuimos en todas las etapas de Bolivia juntos y apliqué la misma estrategia que con Sergei y de un minuto a otro no lo vi más. Lo pasé y me pasaba, así 15 veces, hasta que no aguantó la presión”.

Ahora Casale es líder con 1h45:20 sobe el argentino Jeremías González Feiroli y 1h49 con Nicolás Cavigliasso. Parece distancia suficiente para dosificar hasta Córdoba, pero el chileno no quiere aflojar.

“Quiero seguir corriendo mi carrera, no hay que confiarse a pesar de la diferencia grande que tengo con mis rivales. El Dakar es muy traicionero y puede pasar cualquier cosa. Esta carrera la va a ganar el más inteligente, el más estratégico y el que se lo tome con más calma en el aspecto de la navegación. El secreto de este Dakar es la navegación”.

Casale busca su segunda corona a la espera de que su Chile regrese al Dakar en 2019, tal y como tienen en mente los organizadores. “Sería algo maravilloso”.

Next Dakar artículo
VIDEO: Los camiones y quads en la etapa 10 del Dakar

Previous article

VIDEO: Los camiones y quads en la etapa 10 del Dakar

Next article

GALERÍA: Lo mejor de la Etapa 10 del Dakar

GALERÍA: Lo mejor de la Etapa 10 del Dakar
Load comments

Sobre este artículo

Campeonatos Dakar
Evento Dakar
Pilotos Ignacio Casale
Autor Sergio Lillo
Tipo de artículo Entrevista