Dani Oliveras, la ilusión de brillar desde la retaguardia

El piloto catalán de HIMOINSA se ha colado en el top 20 antes de la jornada de descanso después de lograr su mejor resultado en un Dakar camino de La Paz.

 

Daniel Oliveras, Himoinsa Racing Team KTM
Daniel Oliveras, Himoinsa Racing Team KTM

Photo by: HIMOINSA

La Paz (Bolivia).- Los sueños de Dani Oliveras son los de un chaval de Girona que hace cinco años decidió cambiar el trial por los rallies.

Su apuesta va camino de ser acertada y es que el catalán ya ha demostrado ser un hombre de equipo en el HIMOINSA cuando hizo de mochilero de Rosa Romero en 2016 y de escudero de Cervantes y Farrés en 2017. Ahora le toca a él.

El momento parece haber llegado después de un año que tampoco ha sido fácil para el piloto español, que se rompió la clavícula en el Hellas Rally en mayo. Ya llegó lesionado al Dakar en 2017 y logró acabar dentro del top 20.

Este año quiere más. Y en la etapa 6, previa al día de descanso, así lo demostró. En una etapa de pistas rápidas y poca navegación, Oliveras se lució y se coló en el top 5, logrando su mejor resultado de siempre en un Dakar.

“La verdad que ahora cuando he llegado me lo has dicho, tampoco me lo esperaba. Sí que he hecho una etapa con un ritmo alto, pero frenando en el sitio, sin cometer errores… era muy rápida, casi todo rectas. Este año llevamos una buena moto, hemos trabajado mucho y corre bastante y nos ha funcionado. Había que ir clavando el roadbook en los peligros y los sitios de cruces. Es lo que hecho, ni más ni menos”, dice a Motorsport.com con una sonrisa de oreja a oreja.

El día no ha sido sencillo, ya que tuvieron que salir a las 5 de la mañana del campamento y cruzar los Andes camino de Puno.

“Hemos empezado a subir el puerto y de golpe muchísimo frío y sin parar de subir hasta los 4.700 metros. Me he parado siete veces a orinar, brutal. No me encontraba muy bien y se ha hecho larga”.

Ahora, Oliveras está 19º en la general, el mismo puesto en el que acabó hace un año, a 1h06:05 de Kevin Benavides

“Era un poco el objetivo. El miércoles tuve un problema mecánico que perdí 10 minutos y también podría haber estado ahí luchando por el top 10. Pero hemos entrenado mucho y confiaba en que podía intentar hacerlo bien. Aún queda mucho. Este Dakar ha empezado muy fuerte, pero quedan muchos días y en Argentina será superdificil con la navegación y el calor”, asegura.

Pero no renuncia a escalar hacia arriba, siguiendo la estela de un Gerard Farres rejuvenecido que ya es 9º en la general.

“Hay muchos pilotos juntos en los tiempos y pienso que en Argentina se va a mover todo. Mi objetivo era hacer top 15, pero ahora me gustaría hacerlo un poquito mejor. Yo voy a la mía día a día y sin nervios. Paso a paso”.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Pilotos Dani Oliveras
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas barcelona, dani oliveras, españa, rally dakar 2018