Al-Attiyah, un príncipe con suerte

El piloto catarí de Toyota, favorito en el Dakar 2017, ha sufrido el primer problema debido a una fuga de aceite que le obligó a ser remolcado tras la especial.

Al-Attiyah, un príncipe con suerte
#301 Toyota Gazoo Racing Toyota: Nasser Al-Attiyah, Matthieu Baumel
Nasser Al-Attiyah, Toyota Gazoo Racing
Nasser Al-Attiyah, Toyota Gazoo Racing
Nasser Al-Attiyah, Overdrive Racing
Nasser Al-Attiyah, Overdrive Racing
Nasser Al-Attiyah, Toyota Gazoo Racing
Nasser Al-Attiyah, Toyota Gazoo Racing, Sven Quandt, managing director X-Raid Team

Resistencia (Argentina).- Nasser Al-Attiyah tiene fortuna. O eso dicen casi todos sus rivales. Primera etapa del Dakar y primera avería para su Toyota Hilux. Si hubiera sido en una larga, otro gallo cantaría. Esa es la voz que recorre el Autódromo de Resistencia, donde las categorías principales del país hace tiempo que se fueron. Donde el asfalto hace tiempo que se hundió.

Pero lo cierto es que Al-Attiyah se anotó la primera etapa del Dakar. Con 22 segundos de ventaja sobre Xevi Pons, 24 sobre sucompañero Nani Roma y 33 con Carlos Sainz. Los españoles estuvieron al acecho pero no fue suficiente.

“La etapa estuvo muy bien, empezamos fuerte. Creo que estábamos liderando desde el comienzo y, de repente, tuvimos un incendio. Empezó a haber humo en la cabina. Cuando paramos al final vimos las llamas, pero está bien. Es bueno que esto pase en una etapa corta y no en una larga”, reconocía el catarí tras el revuelo creado a su alrededor.

“El coche es completamente nuevo, esto sucede a veces. Somos afortunados de estar aquí en el vivac e intentaremos arreglarlo para mañana”.

“Nos asustamos, pero lo bueno es que ganamos la etapa. Logramos parar el incendio después de la especial y decidimos remolcar el coche hasta el vivac. Estoy seguro de que arreglaremos el problema, fue un pequeño tubo que estuvo soltando aceite al escape”, explica Al-Attiyah.

El piloto se sintió en casa en un tramo prácticamente de WRC. Pero este martes, la segunda etapa entre Resistencia y San Miguel de Tucumán no será igual. Y quizás eso asuste al campeón del mundo de rally raid, porque un fallo como el del lunes implicaría perder muchísimo tiempo en los 275 kilómetros de especial.

“Si no hubiéramos parado, habríamos perdido el coche. Teníamos miedo de arrancarlo y estropearlo aún más”.

compartidos
comentarios
Dakar 2017 camiones: El Tatra de Kolomy se impuso al Iveco de Van Genugten

Artículo previo

Dakar 2017 camiones: El Tatra de Kolomy se impuso al Iveco de Van Genugten

Artículo siguiente

Xevi Pons, la sorpresa a lomos de un Ford

Xevi Pons, la sorpresa a lomos de un Ford
Mostrar comentarios